Intelecto Opuesto

Sigue el robo de combustible

Tras haber inaugurado la nueva presidencia municipal de Atotonilco de Tula, el gobernador Francisco Olvera Ruiz recordó la importancia de no bajar la guardia en contra del robo de combustible de forma ilegal en ductos de Pemex, así como de vigilar de forma más consistente la distribución y trasiego de cilindros de gas LP para viviendas, situación que actualmente se encuentra sin control alguno y que ha causado lamentables acontecimientos como la explosión de Tlamaco del pasado 24 de enero que ya cobró la vida de cinco personas y dos más están con lesiones graves, entre ellas un menor que ya fue trasladado a Estados Unidos.

De acuerdo con los últimos datos nacionales, el mercado ilícito y robo de combustibles en el país ya es considerado un problema seguridad nacional y a la vez es un fenómeno que frena el desarrollo económico, limita la productividad y aumenta los costos de operación de las empresas de forma directa e indirecta, e impide la generación de negocios y disminuye la inversión.

Según el último informe dado al Congreso de la Unión en noviembre del año pasado, en 2010 se presentaron 845 denuncias por el ilícito de tomas clandestinas; en 2011, mil 570; en 2012, mil 949 y durante 2013 se presentaron tres mil 267; además de que hasta septiembre de 2014 se contabilizaron tres mil 566 denuncias.

Conforme a información de la Secretaría de Energía, el robo de oleoductos y gaseoductos de Pemex ha representado una pérdida anual de cerca de 15 mil millones de pesos por lo que el tema no es menor.

En Hidalgo, este tipo de prácticas en la extracción de combustible de forma ilegal y clandestina en diversos municipios en conjunto con el trasiego de gas para viviendas, también de forma poco transparente en donde incluso hay empresas involucradas, es el principal causante de accidente en explosiones e incendios con combustibles en la entidad.

En lo que va del año, Pemex ya atendió diversos acontecimientos que han tenido carácter de urgencia. El 11 de enero pasado, personal especializado del sector Ductos Venta de Carpio de Petróleos Mexicanos sofocó un incendio provocado por una toma clandestina en el tramo del gasoducto Ranchería - Atotonilco en las inmediaciones del ejido Palma Gorda de Mineral de la Reforma.

El 25 de enero, también, técnicos especializados del Sector Ductos Catalina controlaron un derrame de diesel provocado por una toma clandestina en el poliducto Tula-Salamanca ubicado en Tula y que estaba por provocar otro incendio de grandes proporciones.

El 2 de febrero pasado, en la zona limítrofe entre Hidalgo y Tlaxcala, en el municipio de Calpulalpan, se registró un nuevo hecho con tomas clandestinas en donde al extraer el ducto se provocó un nuevo incendio que fue controlado pero que el riesgo está ahí, latente. Tanto el rellenado de cilindros para viviendas, como la extracción del combustible desde le ducto enterrado, son problemas serios a atenderse por el estado.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

http://twitter.com/laloflu