Intelecto Opuesto

Saldos de la visita real

Un momento histórico para la herencia inglesa de la vieja montaña de minas hidalguenses que se ocultan en lo que ahora es el Pueblo Mágico de Real del Monte. La visita del Príncipe de Gales, Carlos, hijo mayor de la reina Isabel II del Reino Unido, quien acompañado de su esposa, Camila Parker Bowles, Duquesa de Cornwall (Cornualles), trajo consigo saldos positivos en el ánimo de darle impulso al turismo internacional para el Corredor de la Montaña.

Más allá del beneficio inmediato que significó –a pesar de la crítica de una parte de la opinión pública- la visita real, con la remodelación y remozamiento de accesos, pintura de fachadas y arreglos de espacios comunes como jardines y limpieza de calles en general, el verdadero beneficio estuvo no en el apretón de manos o en el abrazo diplomático, sino en el mensaje que se difundió con la cobertura mediática del evento.

Y es que seamos honestos, quién no quiere ir al Panteón Inglés de Real del Monte ahora que quedó bien confeccionado. Y no es que antes no lo estuviera, pero les aseguro que esta semana al menos, luce y estará diferente, con mayor brillo que en otras ocasiones, listo para recibir a todos los visitantes que querrán atestiguar lo que fue la visita de los representantes de la corona británica.

La presencia del canciller del gobierno federal, José Antonio Meade, a quien se le vio sonriente en todo momento, feliz de acompañar al gobernador Francisco Olvera Ruiz, le deja a Hidalgo un buen sabor de boca para los proyectos que desde Los Pinos se pueden impulsar, no sólo en dicho Pueblo Mágico, sino en los colindantes como Huasca de Ocampo y Mineral del Chico, así como en proyectos que comienzan a caminar como el Corredor de las Haciendas en el Altiplano, el Acueducto del Padre Tembleque, y demás zonas que son igual de importantes que balnearios y parques acuáticos, que son el producto turístico por excelencia del estado.

El turismo, como en gran parte de México, es el motor de la economía para millones de personas, siendo incluso más generador de actividad económica y de desarrollo social que la inversión en sectores como la energía, el petróleo y otros más. Por lo mismo, se debe seguirle apostando para que en Hidalgo crezca dicho rubro, primero, con planes sólidos y estrategias nacionales, y luego con altas expectativas para competir con mercados como el de playa o zonas arqueológicas.

La visita del Príncipe Carlos y su esposa no duró mucho, fueron algunos minutos en el Panteón, luego en el jardín principal de la localidad, posteriormente en el Museo del Paste, para luego partir con rumbo a la Ciudad de México; sin embargo, los dividendos no están en el apretón de manos de ayer, sino en la exposición mediática del estado, ahí está la clave.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

http://twitter.com/laloflu