Intelecto Opuesto

Reforma política para Hidalgo

A diferencia de otros estados, en Hidalgo se vivirá por primera ocasión una elección conjunta de gobernador, diputados locales y presidentes municipales en julio de 2016, situación que obliga no sólo a adecuarse a las nuevas leyes en la materia sino a poder transformar de fondo la vida política del estado y sus instituciones.

Más de 500 candidatos jugándose puestos de elección popular entre planillas de regidores, candidatos a alcaldes, diputados locales más los suplentes, vaya, un sinfín de personajes que tendrán que adaptarse por vez primera a esta homologación promovida desde el gobierno federal y las cámaras legislativas a fin de que se optimice tanto a los institutos estatales electorales como a sus actores y gastos.

Hidalgo será uno de los primeros estados del país en donde se realizarán este tipo de comicios plenamente homologados, de cara a 2018, el año de la gran renovación nacional. Por ello, los partidos políticos en el estado analizan desde este final de 2013 la conformación de un plan de trabajo a fin de tener plenamente identificados los puntos de la reforma política, así como sus implicaciones en el escenario local.

Por ejemplo, el PRI en Hidalgo ya señaló que apoyará la propuesta de candidaturas en donde la mitad de los postulados y sus suplentes deberán de ser mujeres, así como el tema de los aspirantes ciudadanos o independientes, que si bien no parece ser del agrado de los tricolores, sí es un tema que ya está sobre la mesa.

El PAN, vía sus dirigentes en municipios, ha dado señales de que esperan que prospere la conformación del Instituto Nacional Electoral y que bajo ese amago el organismo estatal, el IEEH, pueda endurecerse un poco más en los procesos de votación para con los personajes afines al gobierno en el estado.

En cuanto al PRD, las posturas por la reforma política aún no son muy claras, pues mientras unos abogan por las candidaturas ciudadanas, otros las rechazan e incluso unos no quieren debatirla puesto que están enfrascados en el tema de la reforma energética, la que le quita la mayor parte del tiempo en la actualidad al sol azteca.

Por su parte el Partido Verde, Nueva Alianza, Movimiento Ciudadano y el Partido del Trabajo, quienes complementan la baraja de institutos políticos en el estado, tendrán que sumarse a los trabajos con propuestas más alternativas que las de sus pares del Pacto por México, ya que de no dar signos o señales de vida podrían ser víctimas de las grandes propuestas en las cámaras en donde ya se habla de eliminar “a la chiquillada” para dejar sólo 3 o 4 partidos predominantes en el país.

La reforma política, pues, es importante para Hidalgo ya que cuanto antes se tengan claras las reglas del juego más rápido se comenzarán a prever quiénes ocuparán los siguientes puestos de elección en el estado.

 http://twitter.com/laloflu