Intelecto Opuesto

Proyectos energéticos

Con o sin reforma energética, los proyectos de la CFE en el país ya cuentan con una planeación y es un hecho que habrá inversión y crecimiento en dicho sector sin la condicionante de una determinación legislativa y política.

A pesar de lo dicho sobre el petróleo y los energéticos en el país, la realidad es que la segunda paraestatal más importante de México, la Comisión Federal de Electricidad, no depende como Pemex de si le permiten o no contar con inversión privada o dar apertura a nuevos horizontes. 

Ayer, el director general de la CFE, Francisco Rojas, informó que durante la presente administración federal se realizará una inversión de aproximadamente 50 mil millones de dólares en el sector eléctrico.

De acuerdo con el funcionario, este monto es por sí mismo una importante derrama económica que dará certidumbre al crecimiento económico, al desarrollo social y a las inversiones privadas. Ojo, menciona a la participación de la IP sin tapujos, no como en el caso del petróleo que para ser un tabú.

Pero hay más. Rojas detalló que durante los próximos 4 años la CFE promoverá entre el sector privado una red de 16 nuevos ductos, que representará una inversión por casi 23 mil millones de dólares y una extensión de 10 mil kilómetros, que permitirá disponer del combustible y los insumos necesarios para que la energía eléctrica atienda las necesidades del desarrollo económico que requiere el país.

Incluso, la CFE dispone de un horizonte de planeación de 15 años para las obras que son necesarias en el sector eléctrico y durante esta administración federal se impulsarán obras públicas financiadas por un monto de 15 mil millones de dólares en nuevas centrales en diversas regiones del país, como en La Laguna, Baja California Sur, Sonora, Sinaloa, Morelos, el Valle de México, proyectos eólicos en Oaxaca y Baja California, así como subestaciones eléctricas y más de dos mil kilómetros de líneas de transmisión.

Como podemos leer, en la CFE no hay presión por si se aprueba o no la reforma energética. Pareciera ser que sólo contemplan la discusión a lo lejos y sin ensuciarse.

Francisco Rojas, viejo lobo de mar en la política mexicana, ya fue director de Pemex con Carlos Salinas de Gortari, ahora lo es de la CFE con Enrique Peña Nieto ¿casualidades? No lo creo, es un personaje que sabe como llevar una empresa del gobierno y como sacarle los dividendos necesarios ante la adversidad política.

Esperar a que una reforma legislativa le permita a la CFE contar con mejor planeación es negarse a ver que, al menos, esta paraestatal ya cuenta con participación empresarial de capital privado, ya tiene su planeación anual y de proyección sexenal por lo que de poco o nada le sirve una reforma energética a la que parece desdeñar.

http://twitter.com/laloflu