Intelecto Opuesto

Proyecciones políticas

Ayer, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong lanzó un fuerte mensaje político a toda la clase partidista del país y de paso salió al paso de sus detractores que desde que llegó al cargo en diciembre de 2012 no han dejado de especular sobre su permanencia, pasado, presente y futuro.

Desde la costa de Michoacán, sitio en el que se ha refundado el gobierno de Enrique Peña Nieto con las acciones de control para restablecer la paz y la política, el ex gobernador hidalguense aseguró que México es de los pocos países que se están atreviendo a hacer reformas.

“Podemos tener diferencias, pero al final nos une el proyecto de país que queremos. Con las reformas enviamos un mensaje al mundo: sociedad, partidos y gobierno hemos construido acuerdos en favor de México”, señaló el titular de la Segob.

Al referirse en específico al tema de la reforma energética, Osorio reconoció el compromiso de los diputados y senadores en la construcción en equipo de las reformas; “en cinco días están dando un paso muy decisivo para que los mexicanos tengamos mejores oportunidades”, dijo.

El mensaje no fue casualidad, ni tampoco el momento en que se dijo: unas horas después de que el presidente Enrique Peña anunciara que se tomaría unos días de descanso la siguiente semana.

La historia nos ha enseñado que este país requiere de liderazgos para salir adelante, a pesar de que contamos con las condiciones y entorno propicio para ser una potencia mundial, es con el empuje personificado en algo o alguien como nos desenvolvemos de mejor forma.

Aunque serán pocas horas, quizá dos o tres días, el secretario de Gobernación quedará a cargo de lo que ocurra en el país. Será él la principal figura de autoridad para los pronunciamientos políticos y en materia de seguridad, siempre y cuando no sea una situación mayor que requiera la presencia del titular del Ejecutivo, quien de paso anunció que aunque se tomará unas vacaciones estará al pendiente de lo que pase en el país.

Cual sea el caso, la situación es propicia para poder enfocar el trabajo político que se hace desde Gobernación para llegar a otras regiones en donde se debe reforzar la presencia del presidente Peña y del secretario Osorio Chong.

La mancuerna de trabajo, a la que muchos no le daban futuro, es la que más ha funcionado en los últimos años entre presidente y el encargado de la política interior.

Los resultados pueden ser analizados desde diversas perspectivas, pero lo cierto es que se han superado expectativas de cara a lo que podría ser la ampliación del proyecto político de la nación que, cuando llegue el momento, tendrá que darse a conocer de una u otra forma.

http://twitter.com/laloflu