Intelecto Opuesto

Pronósticos reservados

Los partidos políticos de reciente creación en Hidalgo y el resto del país mantienen los pies en la tierra. Saben que en esta elección buscarán no competir para ganar, con todo respeto, sino para buscar posicionarse entre el electorado.

Este es el caso de los partidos Encuentro Social, Humanista y Morena, quienes en Hidalgo encontraron tierra fértil para poder emerger dentro del grupo de opciones para acudir a las urnas, siendo que en el estado ya había más que suficiente menú en la boleta.

Aún así, estos tres institutos apelan a ser más que una opción. Buscan representar dignamente en donde los demás partidos, los ya tradicionales, o los que agrupan sindicatos, no han podido cumplir con las exigencias de las hidalguenses.

Encuentro Social bajo las riendas de Natividad Castrejón, un experimentado de la “grilla hidalguense”, ha sacado a relucir sus mejores estrategias para consolidar un trabajo discreto pero que avanza de forma sólida. Al parecer, ya con designaciones de candidaturas y con fórmulas que combinan a personajes de la sociedad civil con representantes provenientes de otros partidos y que han preferido salir e integrarse a esta nueva opción, se perfilan a tener una buena intención de voto, incluso por encima de algunos ya con trayectoria como Movimiento Ciudadano y PT.

Partido Humanista con hasta ahora un desconocido de la política partidista hidalguense, Gilberto Ramírez Domínguez, en el terreno público, pero del que dicen sí es conocido en el panorama estatal interno, incluso siendo invitado a eventos del gobernador Francisco Olvera y del propio Presidente Enrique Peña Nieto en sus más recientes giras al estado, parece ser el perfecto gancho para la división del voto en las urnas, para el despiste ya clásico de cada proceso, para el “toma y daca” que se hace en beneficio de quienes lo ponderan ahí, en dicho puesto, de dirigente estatal y con armas para disparar.

Por último Morena, con Andrés Caballero, que viene de ser coordinador estatal de la CNTE y aliado de los maestros disidentes por varios años, es quizá la opción con más pronósticos favorables para la elección, no sólo por ser captadores de lo que ha dejado ir el PRD y el PT, sino porque se convierte en el único resquicio con dignidad que le queda a lo que se dice llamar izquierda en la política no solo de Hidalgo, sino del país.

De los 3, por lo menos un tercero, sino es que un segundo sitio podrían obtener en zonas como Ixmiquilpan, sino en el distrito completo, sin en los municipios que se han mostrado como bastiones para la eterna campaña lopezobradorista que parece no tendrá fin al menos de aquí a 2018, con todo lo que –en recursos público y políticos- implica.

Morena puede desplazar fácilmente en Hidalgo al PAN y al PRD si se lo proponen y si no cometen el error de caer en la negociación previa, en los acuerdos de mesa, de horas antes a las urnas que es lo que más ha perjudicado a candidatos y a partidos pequeños en las últimas elecciones en el estado.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

http://twitter.com/laloflu