Intelecto Opuesto

Procuración de justicia

Ayer el gobernador de Hidalgo, Francisco Olvera Ruiz, adelantó que en breve será evaluado el desempeño del titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo, Alejandro Straffon Ortíz, quien podría ser ratificado para permanecer en el cargo hasta el final de la actual administración estatal en 2016.

Sin embargo, cabe la posibilidad de que tras la evaluación del desempeño del fiscal hidalguense, los integrantes del gabinete del estado opten por un relevo en tan importante y fundamental área del Poder Ejecutivo, pues parte del éxito de una administración pública recae, más ahora que nunca, en la impartición de justicia.

De acuerdo con lo declarado ayer por el gobernador, los integrantes del gabinete que evaluarán el desempeño de Straffon Ortiz son el secretario de Gobierno, Fernando Moctezuma Pereda, el secretario de Seguridad Pública, Alfredo Ahedo Mayorga, además de los secretarios de Planeación, Alberto Meléndez, de Finanzas y Administración, Aunard de la Rocha y de la Contraloría, Flor de María López.

Entre los lineamientos a calificar está el éxito en la investigación de los delitos corresponde al Ministerio Público y a las policías, así como el ejercicio de la acción penal ante los tribunales que corresponden al Ministerio Público y por último y no menos importante los casos de imposición de penas, su modificación y duración, así como la aplicación del Código Penal.

Según el mandatario estatal, el desempeño de Alejandro Straffon como procurador ha sido de buenos resultados, pero como él mismo precisó: “no sólo es el criterio del gobernador, hay un gabinete y equipo de trabajo que tiene que evaluar distintos puntos de vista”.

Tras llegar al encargo que actualmente ostenta, y luego de su paso como presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Alejandro Straffon señaló que el principal reto como fiscal consistiría en abatir el rezago en averiguaciones previas, el cual rondaba en 2011 en casi 30 mil expedientes.

Para 2012 se informó que la cifra se redujo en casi 10 mil archivos, por lo que el plan del procurador parecía ir en proceso. Sin embargo, 2013 no significó precisamente el mismo camino pues no se redujo en tan significativas cifras la cifra en averiguaciones previas producto de la comisión de más delitos, un factor de situaciones relacionadas a la inseguridad que terminan impactando en la gráfica de la PGJEH.

Aún así, los números son fríos y según lo reportado por la dependencia que encabeza Straffon Ortiz, las cosas han marchado conforme a lo previsto.

Según la Encuesta Nacional del Sistema de Justicia en México (ENSIJUP) elaborada por la Secretaría Técnica del Consejo para la Implementación del Sistema de Justicia Penal (SETEC) la Procuraduría de Hidalgo es la fiscalía más confiable del país.

Tal parece, pues, que el problema si es que hay alguno, del actual procurador Alejandro Straffon Ortiz, no pasa por el ámbito de lo laboral sino más por lo político. Veremos qué pasa.

http://twitter.com/laloflu