Intelecto Opuesto

Primer debate del INE

Ayer fue un día histórico para los dedicados a al ciencia política, al oficio electoral, al Derecho en la materia y a todos los que trabajan y viven de la grilla; pues por primera ocasión en la historia de las campañas electorales en el distrito de Pachuca y Mineral de la Reforma se organizó un debate entre candidatos a diputados federales, no por cualquier instancia ni por alguna institución educativa u organización de la sociedad civil, sino por el máximo órgano autorizado en la materia en el país, por el propio Instituto Nacional Electoral.

No fue un llamado de particulares, ni tampoco un capricho político, sino un foro abierto convocado por la Junta Local del INE en la capital del estado y la zona metropolitana, ejercicio que se intentó replicar sin éxito en el distrito 3 de Actopan y en el 1 de Huejutla.

Al evento citado ayer en las instalaciones de Radio y Televisión de Hidalgo en Pachuca solo acudieron 5 de 10 candidatos, la mitad de los que aparecerán en las boletas el 7 de junio. Las razones se dieron a conocer con anterioridad al menos para un par de los que anunciaron que no iban a acudir pues no estaba en su agenda de planeación o en la estrategia que tienen trazada, lo cual es válido, al igual de válido que es el convocar a un debate las veces que sea necesario por parte del propio INE, pues para eso existe el organismo, para construir escenarios de democracia, de intercambio de ideas y propuestas entre actores políticos; sino, seamos honestos, qué chiste tendría que exista un organismo electoral que nada más engrose la nómina federal y que termine siendo solo un adorno de la vitrina nacional.

Dicen los que saben de Derecho y Elecciones que sin debates la democracia no alcanza sus fines. Según una investigación de la magistrada de la Sala Regional  del DF, Janine Madeline Otálora Malassis, publicada en 2014 por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, el debate consiste en que el ciudadano disponga de la mayor información posible acerca de los candidatos en la contienda y sus diversas propuestas.

¿Cuántos debates deben llevarse a cabo durante la etapa de la campaña electoral? ¿Qué formato deben tener? ¿En qué medios deben transmitirse a la ciudadanía?, son cuestiones que desglosa la abogada. Remembra que en 1987 se reformó el Código Federal Electoral para establecer en su artículo 57 que los partidos políticos podrían participar conjuntamente en un programa especial, transmitido en radio y televisión, dos veces al mes. También que fue hasta 1996 cuando el Cofipe fue modificado a efectos de incluir los debates políticos.

Respecto de la obligatoriedad o no de la participación de los candidatos en los debates, precisa que la participación en los mismos debe ser obligatoria, porque los candidatos realizan su campaña esencialmente con fondos provenientes del erario público y al aceptar la candidatura asumen un compromiso democrático ante la ciudadanía consistente, entre otros aspectos, en mantener informados a los electores acerca de sus propuestas, en aras de fortalecer su decisión de voto.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

http://twitter.com/laloflu