Intelecto Opuesto

Presupuesto para Hidalgo

De acuerdo a lo que han venido adelantando los diputados federales hidalguenses, la entidad es una de las pocas a las que le fue bien tras la aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación para 2016.

Y es que ante la crisis económica mundial, los precios elevados, costos por productos de primera necesidad, el petróleo, los energéticos y muchos factores que afectan a la globalización de las naciones, en el país se preparan ante cualquier posibilidad de recesión con un aparente plan de ahorro.

El gobierno federal envió una propuesta en donde se determinó aplicar más recursos a Zonas de Atención Prioritaria Rurales que son mil 80 municipios que se encuentran en 26 entidades federativas, y que cumplen con alguna de las siguientes condiciones: son de Muy Alta o Alta Marginación, tienen un Muy Alto o Alto Grado de Rezago Social o al menos el 25 por ciento de la población se encuentra en pobreza multidimensional extrema.

Así como Zonas de Atención Prioritaria Urbanas, que son 18 mil 139 Áreas Geoestadísticas Básicas urbanas en 3 mil 950 localidades urbanas de 2 mil 271 municipios que incluyen a un total de 6.54 millones de hogares censales y que presentan rezagos.

Para tal propósito se retirarán algunos rubros como gastos corrientes de dependencias, algunas entidades federativas, programas de áreas culturales y algunos, solo unos cuantos sociales.

Ante tal escenario que parecía muy poco optimista para Hidalgo –entidad de por sí castigada de forma histórica por los dineros de la nación- se esperan buenas noticias debido a las gestiones de la bancada hidalguense en San Lázaro.

Ya se ventilaron algunas cosas en redes sociales, en declaraciones de los propios representantes del Legislativo, quienes coinciden en que esperarán a que sea el gobernador Francisco Olvera Ruiz quien en esta semana que dará inicio sea el que informe al estado lo que podría ser una bolsa importante de recursos para 2016, con la que terminará su administración, que culmina el último día de agosto del siguiente año.

¿Qué requiere Hidalgo para el siguiente año y para qué quiere presupuesto federal? Se debe recordar que la demarcación depende en su mayoría de los compromisos que se adquieren con el gobierno federal en turno; si bien cuenta con un presupuesto mediano que permite transitar entre periodos anuales; la mayoría se va a salarios, gasto operativo de dependencias, insumos e infraestructura municipal, obras locales, y pago de proveedores. Algo que ya está prácticamente automatizado.

Para obras como el Tuzobús, la Ciudad del Conocimiento, Salud, hospitales, carreteras, puentes, alumbrado, seguridad y apoyos sociales, se debe tener de manera forzosa el apoyo de la Cámara de Diputados para poder etiquetar recursos destinados a obras como bibliotecas, parques, escuelas, techados, colonias, drenajes y demás edificaciones que dan forma a una sociedad.  

 

eduardogonzalez.lopez@milenio.com