Intelecto Opuesto

Presidencias municipales

La contienda política hidalguense de este año llega a su etapa final en la fase de los procesos internos de partidos, quienes deberán presentar a sus precandidatos para las 84 presidencias municipales en donde se juegan desde posiciones de grupos locales hasta estructuras estatales.

La “grilla” por las candidaturas de los partidos para los ayuntamientos parece ser la más competida de la gran elección a realizarse el 5 de junio, pues serán los 4 años más preciados para muchos políticos y ciudadanos independientes que buscan ser por primera ocasión reelectos, como marcan las nuevas disposiciones de la reforma política nacional.

Es decir, de darse conforme al mandato ciudadano, un edil que llegue en septiembre de este 2016 podría permanecer en el cargo hasta 2024. Sí, escuchó bien, ocho años de mandato siempre y cuando sea la determinación popular aunque en México ya no se sabe cual es cual o cual.

Sin embargo, el paquete de echarse encima a todo un pueblo y gobernar en estas épocas de crisis política, social y económica, de cambios constantes en la dinámica del pensamiento de comunidades y de zonas donde se requiere de mucha paciencia con la gente, es un trabajo que pocos han sabido desenvolver en el presente periodo de presidencias municipales, por lo que seguramente serán los menos, también, quienes lo hagan por los próximos cuatro años.

¿Cuántos alcaldes de los que lleguen serán reelectos?, mi estimación es que no muchos. Pero el juego está abierto, el tablero político servido y por ello al seno de partidos y organizaciones se pugna por esta candidatura como nunca antes.

Vemos casos como Pachuca y Mineral de la Reforma donde hasta se cuentan de 15 a 20 aspirantes de todos los partidos; en Tulancingo, manifestaron intención de ser candidatos independientes 4 personas, en varios municipios dos, más los de los partidos con registro, nos da una buena cantidad de rostros y colores para la boleta del 5 de junio en donde las y los hidalguenses en el registro electoral decidirán quien va y quien no.

Al ser el PRI el partido con mayoría de puestos bajo su control, es también el instituto con más competencia para las candidaturas municipales. El PAN y PRD, van por 50 de 84 alcaldías con unión de fuerzas políticas; los demás parece que pelearán por un par, no más de 5 quizá.

La realidad es que la verdadera elección se medirá en municipios, pues ahí reside la base política de los partidos, de ahí provienen la mayoría de líderes de organizaciones y sectores y es donde se tiene fuerza o debilidad ante el rival en turno.

Pero antes, la elección de candidatos. Si desde ahora se realizan determinaciones correctas, se podrá transitar en vías de paz y democracia, sobre todo de unidad y trabajo de cara a lo que podría ser un periodo histórico de hasta 8 años al frente de una administración municipal.  

eduardogonzalez.lopez@milenio.com