Intelecto Opuesto

Precisiones electorales

La presidenta del Instituto Estatal Electoral de Hidalgo, Guillermina Vázquez Benítez, hace una pausa en lo que fue el proceso único en la historia del estado, en donde se eligieron gobernador, diputados locales y presidentes municipales en una misma jornada. Un hecho que fue realmente aparatoso por la cantidad de trabajo previo que se tuvo que realizar, pero sobre todo por como se fue dando el camino para llegar hasta el punto de que a nadie convenció el accionar de las instituciones y organismos para la votación.

La renovación del órgano público local, anteriormente el único y exclusivo árbitro de todas las elecciones en el estado, obligó a recomponer el panorama logístico para este tipo de eventos, lo que fue llevado de la mano con la reforma política y la instauración desde el poder central del Instituto Nacional Electoral, que en teoría sería quien habría de conducir o en su caso coordinar, o ya en el más dramático de los escenarios, supervisar y vigilar, aunque sea de lejitos, las actuaciones de los consejeros en los estados.

Sin embargo nada de lo estipulado se hizo o alcanzó a consolidarse debido a que las iniciativas democráticas planeadas desde la capital del país no penetraron en los estados; en el caso de Hidalgo, ni siquiera se vio la diferencia entre lo que fue una organización anterior de eleccio­nes con la última en los pasados comicios del 5 de junio.

Han tenido que pasar varias semanas después de las votaciones para que la propia cabeza del Instituto saliera a decir que se deben hacer cambios en las formas; en los convenios y sobre todo en la operación del organismo de cara a nuevos procesos.

La presidenta del organismo señaló en entrevista con nuestra compañera Janet Barragán que deben establecerse evalua­ciones desde el propio INE para con los estados, así como revisar todos y cada uno de los elementos que se ordenaron emplear en las elecciones. Esto es, que los convenios signados con el INE deben ser parte de un proceso que involucre a todos los actores incluyendo a la ciudadanía, que en la última elección pareciera que fue dejada al final de la cadena.

Señala Guillermina Vázquez que tanto ella como sus compañeros consejeros deben revisar los lineamientos homologados en la materia a partir de lo que fue la reforma política, pues si bien la ley es la misma para todo el país, puede ser flexible y también modificada para irla adecuando a las necesidades de cada estado en cada contexto diverso y en cada época que se den los procesos.

A la par, desde el propio INE se debe tomar en cuenta los comentarios que se hagan en Hidalgo, así como los demás estados en donde se vivieron elecciones, para mejorar las áreas en donde se tuvieron detalles y que puedan solventarse para lo que se viene en 2017 y 2018.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com