Intelecto Opuesto

Pasarela política hidalguense

Desde el ascenso de políticos hidalguenses a puestos federales en diciembre de 2012 y en el transcurso de 2013, se sabía que llegaría el momento de buscar el ascenso en el escalafón de la baraja nacional electoral.

A menos de un año de las elecciones para diputados federales, en donde los candidatos de todos los partidos deben, al menos, estar bien perfilados de aquí a que termine 2014, algunos ya han comenzado la pasarela de personajes que “se dejan ver” en la mayor cantidad de eventos.

Por supuesto que es válido y es congruente con las acciones de los políticos el buscar puestos de elección popular; es parte de la política en México el que un personaje como gestor social, como el benefactor del pueblo, aparezca en medios, en spots, en la entrega de programas, en la obtención de recursos.

Es normal también que comiencen a moverse las piezas del ajedrez político puesto que la vida interna de cualquier instituto requiere de grupos que realicen actividades, de vida al interior en donde se practique la democracia, muy a pesar de la situación política en la que se terminan concluyendo los procesos electorales. O de definición de aspirantes.

En este tema, Hidalgo resalta pues cuenta con una serie de políticos desplegados a nivel nacional, en el gobierno federal y en las cámaras de Diputados y Senadores, quienes son candidatos por naturaleza para continuar dentro de las planillas políticas. A ellos, se le suma el grupo político casero, el del gabinete del estado, el de la vida partidista hidalguense, que también posee espacios importantes para las elecciones.

El PRI, como es costumbre en Hidalgo, lleva la mayoría en cuanto a las opciones de personajes; sin embargo, hay que recordar que para 2015 y 2016, los años electorales importantes y venideros para la entidad, se podrían dar votaciones con 10 partidos y sus candidatos en la contienda.

Por eso, no es de extrañar que desde ya se esté dando inicio a la pasarela política hidalguense en todos los eventos posibles. Al no estar cerrado ningún acuerdo aliancista para los comicios del siguiente y años, y por como se perfilan las negociaciones con partidos como el Verde, Panal y los recién creados Encuentro Social y Humanista, los aspirantes tricolores se saben en su momento y buscan obtener la mayor cantidad de adeptos para salir lo mejor librados en las encuestas previas a la obtención de candidaturas.

Por el lado del PAN, PRD, Movimiento Ciudadano, PT y Morena, resta decir que tendrán que sufrir de más para llenar de candidatos sus registros y en el pecado –de perfiles- pueden llevar la penitencia.

El ambiente político en Hidalgo está más fuerte que nunca y sus actores comienzan a mover sus piezas cuidando las formas y viendo las opciones con que cuentan. Y como en todo juego, el que se enoja, el que juega sin reglas, pierde.

http://twitter.com/laloflu