Intelecto Opuesto

Pachuca se moderniza

Las recientes obras que se realizan en la capital hidalguense han desatado una serie de opiniones, análisis políticos, arquitectónicos, históricos y hasta videos en redes sociales.

No sólo por la incursión a la vida capitalina de lo que será el nuevo sistema de transporte masivo Tuzobús, sino por los planes de hacer de Pachuca una ciudad moderna, de vanguardia en vialidades y sobre con un nuevo rostro e imagen que atraiga turismo y desarrollo económico.

Sabemos, los que ya tenemos algo de tiempo viviendo por aquí, más aún los oriundos, que no es cosa fácil cambiar costumbres tan arraigadas como la forma de vida a la que se ha adaptado por décadas cientos de generaciones que han crecido en un primer cuadro viejo y pintoresco, que recuerda las andanzas de abuelos, padres, tíos, hermanos y las propias.

Pensar que por donde uno contemplaba tranquilamente el Reloj Monumental en una tarde cualquiera, podría ser un moderno centro cultural, o que podrían llegar comercios y franquicias de café, restaurantes, tiendas y librerías al centro de Pachuca en donde caminamos y vemos las mismas prendas, las mismas herramientas, los mismos artículos que siempre queremos pero nunca compramos, es algo difícil de asimilar.

Sin embargo, la determinación de hacer de las céntricas calles de Pachuca un atractivo nacional y dejar de lado la nostalgia de la vieja ciudad minera y de pastes, es más que una apuesta, es parte de un proyecto estatal y me atrevería a decir que federal para darle el impulso que históricamente ha buscado la ciudad y sus habitantes.

Además del Tuzobús, el lunes inicias obras en la Avenida Vicente Guerrero en donde habrá cambio de adoquín por concreto, ocultamiento de cableado, nueva iluminación, mejoras con miras a darle un rostro diferente a la zona más popular y visitada de Pachuca.

Son diversas las áreas a tomar en cuenta. Cuidado y preservación del patrimonio, normatividad y control sobre establecimientos, estacionamientos, el tema de los parquímetros, entre diversas cuestiones, que de aquí a diciembre se irán detallando, según el plan presentado ayer en el ayuntamiento.

Recuerdo haber asistido a una charla de historia en Pachuca en donde se dijo que hace más de 100 años se planteó construir un arco en Plaza Independencia, junto a lo que sería un reloj inglés, que sería la entrada a la ciudad, para mostrar de forma majestuosa lo que era el progreso y desarrollo que se gozaba tras la bonanza minera. Hay fotos de Francisco I. Madero en Pachuca que lo testifican.

Imagino que en su momento, hubo quienes no pensaron necesario tener un enorme reloj que vistiera una plaza o mucho menos una serie de vialidades que, décadas después, serían el paso para una de las vías más transitadas del país, la México-Pachuca.

Siempre encontraremos opiniones en cuanto a temas de obra pública y planes de modernización. Lo importante es que las expresemos de forma adecuada y se enriquezca el desarrollo armónico de la ciudad en la que todos vivimos.

http://twitter.com/laloflu