Intelecto Opuesto

El PT de Arturo Aparicio

El Partido del Trabajo en Hidalgo resolvió de manera favorable su periplo administrativo y legal ante el Instituto Estatal Electoral en donde tras una meticulosa revisión obtuvieron el aval para participar en 56 municipios para la elección de ayuntamientos del domingo 5 de junio.

Pude hablar ayer por la noche con su coordinador en la entidad, Arturo Aparicio Barrios, y más que satisfecho se mostró entusiasmado por haber logrado convencer a hombres de ceder el paso a mujeres y jóvenes en espacios como sindicaturas y regidurías.

Es loable, pues el otrora líder que compartía el seno petista con Mariano Torres, a la postre quien dejó al partido y se llevó a muchos consigo, estuvo en la tablita varias veces y sin saber para donde llevar el barco de éste, su partido.

Prácticamente han sido dolores de cabeza y canas para Aparicio el conducir los destinos del PT en Hidalgo pues más de un año han batallado, desde su eliminación del mapa político en las elecciones federales de 2015, su regreso a finales del mismo, su inicio estrepitoso en el estado con militantes que dejaron de serlo, con alcaldes que ni se acordaban que los habían impulsado, y con un déficit económico y de trabajo que les pasó factura en las candidaturas rechazadas hace un par de semanas por el IEEH.

Aparicio, ex diputado local, suplente del senador Isidro Pedraza del PRD, se le debe reconocer que se mantuvo sin dudar ni un solo momento en que todo saldría adelante para sus causas. Quizá no ha sido el más mediático ni consistente de los personajes que encabezan institutos en el estado, pero vemos que el tiempo le dio la razón.

Se quedó con lo que dejaron, al PT prácticamente lo saquearon desde 2010 y ahora solo quedan él y Humberto Pacheco, quien repite como candidato a presidente municipal en Mixquiahuala, donde lleva dos procesos quedándose a poco de ser edil.

Además, habrá que recordar que el PT tuvo un movimiento definitivo al inicio de este proceso de elecciones, cuando primer postuló a Elizabeth Delgadillo Islas como candidata a gobernadora de Hidalgo, quien a la semana dejó el encargo por situaciones personales.

Días después, el partido la sustituyó con Velia Ramírez Trejo y es el único partido en Hidalgo quien lanzó a una mujer como candidata a gobernar el estado, ninguno más lo hizo o siquiera lo tuvo como una posibilidad. Quizá el PRI por inicios de año pero tampoco cuajó.

Curioso es entonces que a quienes priorizaron un perfil de género como su principal carta para las elecciones, le haya salido mal la jugada en las planillas municipales donde fallaron a lo establecido con el Código Electoral y la Ley Electoral vigentes, donde se establece la inclusión de mujeres y menores de 29 años en sitios específicos para las regidurías y las sindicaturas.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com