Intelecto Opuesto

PRI y PAN: la división

A escasos 8 meses de la renovación de gubernaturas en Estado de México, Nayarit y Coahuila, el PRI y el PAN han iniciado las hostilidades vía sus dirigentes nacionales.

Enrique Ochoa Reza y Ricardo Anaya llevan semanas enviándose mensajes en la prensa, lanzándose ataques en eventos públicos y acusándose de encubrimiento de sus respectivos personajes innombrables.

Lo que será el proceso de elecciones previo a la sucesión nacional de 2018, ya dio inicio con la embestida política de las principales fuerzas partidistas del país, que afinan y alistan sus mejores "cartas" para las elecciones venideras.

Algunas cifras o encuestas deberán tener ambos personajes nacionales que muy confiados se muestran en señalarse de uno u otro delito, además de repartirse las culpas por la situación actual del país y los estados.

En un pequeño recuento de la última semana, podemos identificar cómo pinta el panorama político que seguramente se trasladará a estados como Hidalgo donde solo habrá un proceso municipal extraordinario en diciembre, pero que se impregnará del ambiente partidista y el discurso de sus dirigentes.

En últimas fechas, tanto Ochoa Reza como Anaya Cortés se han señalado principalmente por los casos de los ex gobernadores de Veracruz y Sonora.

Anaya aseguró que para la cúpula del PRI existe la justicia selectiva, al considerar que el actuar contra el gobernador con licencia de Veracruz, Javier Duarte, es una simulación.

En tanto el líder nacional del PRI demandó investigar a Anaya por la complicidad que supuestamente le aportó a Guillermo Padrés ex gobernador de Sonora, quien se encuentra prófugo de la justicia señalado por malversar recursos públicos.

Para atizar los comentarios, el líder priista ha dicho que la inseguridad es herencia panista, a lo que el dirigente queretano del albiazul ha respondido que el PRI busca crear una cortina de humo para ocultar graves actos de corrupción de su presidente Enrique Ochoa.

Incluso, las estrategias de ataques políticos se han trasladado a lo "institucional" pues el propio CEN panista emitió un comunicado en donde reta "al mentiroso Ochoa y a su equipo de colaboradores que cometieron el mismo abuso, a que regresen ese dinero que se llevaron indebidamente, y exigimos a las autoridades una investigación judicial del fraude cometido a los mexicanos".

La oficina nacional priista respondió con el comunicado de la gira de su líder nacional en Veracruz donde aseguran que "la doble moral del PAN es lamentable. El PAN sigue encubriendo a personajes que son prófugos de la justicia, como Guillermo Padrés en Sonora o defendiendo lo indefendible como es el caso de Martín Orozco en Aguascalientes y solapando a Miguel Ángel Yunes en Veracruz. No se lo vamos a permitir". Y así, hasta 2018.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com