Intelecto Opuesto

Once reformas estructurales

Este día el presidente Enrique Peña Nieto presenta su informe anual de gobierno, el segundo al frente del Poder Ejecutivo de México, ante las instancias legislativas correspondientes como mandata la ley.

Más allá de lo que se pueda o no afirmar de los resultados presidenciales, la innegable realidad de la apabullante cifra de aprobación legislativa producto de las reformas estructurales, será el gran dato a relucir por la administración federal.

Se dice fácil, pero realmente nunca en la historia del país se había dado un movimiento legal de nuestro marco jurídico como el que se tuvo en el último año: Reforma Energética, en materia de Telecomunicaciones, en Competencia Económica, Reforma Financiera, Reforma Hacendaria, Reforma Laboral, Reforma Educativa, Código Nacional de Procedimientos Penales, Ley de Amparo, Reforma Política – Electoral y Reforma en materia de Transparencia.

Cada una, con un propósito particular; cada una con un proceso de antelación con diversos contextos, son 11 procesos que deben cambiar la política y desarrollo social y económico del país, se supone, para el beneficio de la ciudadanía y las futuras generaciones.

Dejando de lado la Cruzada contra el Hambre, la apertura de plantas y negocios, el apoyo al campo y la política internacional, las 11 reformas que contemplan al país como una oportunidad de inversión y capital extranjero, también pueden ser la puerta para que todos tengan un mejor salario, una mejor calidad de vida.

Los mexicanos, a dos años de la llegada de Peña Nieto, siguen en las mismas o peores condiciones. Quizá no ha empeorado la vida, pero tampoco se ha visto reflejada en el poder adquisitivo o en empleos con mejores condiciones, o quizá en oportunidades para que haya más emprendedores.

En diciembre comenzará el tercer año de gobierno de Enrique Peña Nieto, el preámbulo a la mitad de su sexenio, un periodo que siempre es útil para la reflexión y el análisis de qué es lo que está pasando en nuestro país con la administración pública, pues es necesaria la crítica y medición para saber si se están haciendo bien las cosas o no.

Por mientras, este día y el resto de la semana, leeremos y escucharemos en radio y televisión, los principales logros de la Presidencia en donde se va a resaltar el proceso de las reformas, las 11, que como nunca antes, fueron aprobadas en una Cámara de Diputados y el Senado, que tuvieron las opciones para poder continuar con el debate, llevarlo hasta sus últimas consecuencias y negociarlo políticamente o simplemente acceder a las determinaciones ejecutivas de Los Pinos.

En tanto, el coordinador del PRI en la Cámara de Diputados, Manlio Fabio Beltrones, quien este lunes asume el control de la Junta de Coordinación Política en San Lázaro- se declaró seguro de que el presidente Enrique Peña Nieto presentará en su informe de gobierno una ponderación objetiva de los logros y retos del país. Así o más claro el PRI.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

http://twitter.com/laloflu