Intelecto Opuesto

Nuevos tiempos sindicales

La permanencia en cualquier ámbito de la vida pública en nuestro país es cada vez una situación más complicada de darse pues la situación de organizaciones humanas como partidos políticos, asociaciones civiles, gobiernos e incluso círculos como los culturales y académicos, encuentran en la divergencia de ideas y opiniones al principal detractor de la llamada permanencia.

Hay que aclarar que esta palabra no significa lo mismo que estabilidad, durabilidad o constancia, pues en la actualidad la permanencia es a base de liderazgos, en muchas ocasiones, que no nacieron de una base que los fue llevando hasta lo más alto de algún escalafón.

Digo lo anterior debido a que en los últimos años han caído los principales líderes de organizaciones sociales y sindicales en México, que parecía que nunca iban a dejar de serlo.

Los casos más significativos y que han cambiado el panorama político y social del país son los del Sindicato Mexicano de Electricistas y el de la caída de la dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación.

En ambos casos, la permanencia fue el asunto principal y por lo que se provocó un cambio de fondo en las organizaciones para darles un nuevo cauce a sus funciones como sindicatos. ¿Qué resultó de todo?

En el primer caso, ya no existe el SME ni su líder eterno Martín Esparza, por lo que se supone ya no se tendría que tener problemas por abasto y servicios de energía eléctrica en hogares y negocios, así como altos cobros tarifarios.

En el segundo caso, la salida de la maestra Elba Esther Gordillo del SNTE (aunque aún no sale oficialmente) trajo consigo un reblandecimiento del magisterio nacional en cuanto a la postura de permitir que el gobierno federal interfiriera en la vida del sindicato y decidiera por encima del gremio, quien se queda y quien se va conforme a evaluaciones que se supone van de la mano del proyecto de mejora de  la calidad educativa en México.

Al ser nuestro país un sitio de contradicciones y de extremos, en ambos escenarios aún no se consiguen del todo los objetivos trazados desde un inicio, por lo que no se sabe si será exitoso el trance de los viejos a los nuevos tiempos sindicales.

En cuanto al Día Internacional del Trabajo, me gustaría retomar lo que dice Sharan Burrow, Secretaria General de la Confederación Sindical Internacional (CSI) (en información de la Organización Internacional del Trabajo), pues denuncia el hecho de que el 40% o más de los trabajadores del mundo se ve obligado a malvivir de la economía informal, lo que refleja verazmente la situación actual del sistema económico mundial. Además, revela que los derechos fundamentales de los trabajadores siguen siendo objeto de intensos ataques en países de todas las regiones, principalmente en América Latina donde México no es la excepción.

http://twitter.com/laloflu