Intelecto Opuesto

¿Nuevos partidos con opciones?

La realidad de la política es que cada vez a menos gente el interesa. Es un hecho que el desgaste que los partidos han hecho en la ciudadanía, les está pasando factura no ahorita, sino desde al menos hace una década, en donde en ninguna elección se alcanza la participación de al menos la mitad de los votantes.

Sea para presidente municipal o para presidente del país, no hay votación en la que no se den cifras de aumento en el número de personas que no acuden a las urnas, donde no se diga o mencione que “el gran triunfador fue el abstencionismo”, y que esto siga ocurriendo sin que los partidos hagan algo para mejorar es indicativo de que les conviene mantenerlo así, con pocos votos y baja participación, pero con sendos triunfos en lo moral de los grupos más empoderados.

Ahora, con diez opciones en la baraja electoral, es decir, con 10 partidos políticos con registro nacional, se abre una nueva oportunidad para que haya más participación. Esta vez, para ver si los que nunca están interesados en política, los que jamás desean participar en ejercer su derecho a votar y ser votado, tengan más frentes a donde acudir.

Aunque suene trillado o sea algo premeditado por los propios partidos políticos, conviene acudir a votar. Nos han puesto en la mesa 10 opciones, no 2 o 3 como antes, no solo a los partidos tradicionales, sino a los que afirman ser nuevas opciones, nuevas tendencias con ideas actuales y con personajes que si bien están ligados a los antiguos grupos partidistas, representan una fórmula renovada, repito, en apariencia.

Es así como llegamos a los nuevos partidos en México; estos institutos se jugarán sus primeras cartas en la política y parece que al menos en un inicio saldrán bien librados, es decir, que conseguirán conservar su registro.

Salvo una excepción, que es el Partido Humanista, cuyas cúpulas en el poder no se han puesto de acuerdo para trabajar en el país y tener una estructura propia, los demás parecen que estarán salvados del “descenso” como se dicen en el ámbito futbolístico.

La opción de los nuevos partidos, Encuentro Social y Morena, son que la gente que ya no quiere votar por los partidos de siempre o que va a votar por primera ocasión cuente con estas opciones para poder marcar en la boleta; el chiste, ahora es que salgan y lo hagan.

De nada le sirve a México, al INE, a la reforma política, que haya 10 partidos o 20 o 30 si nadie va a votar más que por los 3 o 4 de siempre.

Si el tener 10 opciones en una boleta de urna no es conveniente, deben los políticos y legisladores darse cuenta que se requieren cambios de fondo –otra vez- en el sistema de partidos. Como por ejemplo, no permitir más institutos, sino aspirantes independientes con menos trabas ; o bien segundas vueltas en donde la población ratifique las preferencias o se sumen más adeptos para hacer de un gobernante alguien irrefutable en su triunfo.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

http://twitter.com/laloflu