Intelecto Opuesto

Nuevo órgano electoral local

Las reformas estructurales aprobadas hace un año en el Congreso de la Unión comienzan a caminar de forma poco visible y en una de las más importantes, la reforma política, los asuntos comienzan a tomar forma como se previó por quienes la planearon y diseñaron.

Desaparecer a los institutos estatales electorales para dar paso a Organismos Públicos Locales Electorales (OPEL) es quizá una de las cuestiones más discutidas y polémicas al respecto de la nueva legislación en la materia.

Tras la desaparición del IFE como máximo órgano electoral del país se mandató que en las entidades se diera paso no a la reconfiguración de las oficinas estatales de elecciones o en su caso a su desaparición y homologación con una instancia nacional, sino que se pensó en contar con los mismos elementos, más aglutinados, y quizá –porque no se sabe a ciencia cierta- con un mayor gasto que el que antes consumían (con recursos públicos).

Los Organismos Públicos Locales  de acuerdo al INE, son los encargados de la organización de las elecciones en cada entidad federativa para la designación de puestos que van desde integrantes de ayuntamientos, presidentes municipales, hasta la de gobernador; es decir, para 2016 en Hidalgo, quien organizará las votaciones para la sucesión en el Poder Ejecutivo serán los mismos que antes eran los del Instituto Estatal Electoral; ósea que no es más que una misma situación con diferentes denominaciones, por así decirlo de forma no coloquial.

Este martes el Instituto Nacional Electoral  cerró el plazo para el registro de aspirantes para consejero presidente y consejeros electorales que integrarán el nuevo Organismo Público Local Electoral de Hidalgo, que tras la reforma político electoral de 2014, sustituirá al Instituto Estatal Electoral en la entidad.

De acuerdo con la información obtenida por mi compañera reportera Janet Barragán, hasta el cierre de la edición la Junta local Ejecutiva en Hidalgo había recibido un total de 75 solicitudes, incluida la del actual consejero presidente del IEEH, Mario Pfeiffer Islas, así como del secretario general, Francisco Ortega Sánchez y de los seis consejeros electorales, Isabel Sepúlveda Montaño, Arminda Frías Austria, José Corona Bruno, Joaquín García Hernández, Augusto Hernández Abogado y Francisco Herrera Arriaga. Es decir, que podrían ser, y seguramente serán, los mismos árbitros electorales del antes, los que validen y cuenten los votos del mañana, de la elección a gobernador de 2016.

Quienes pensaron que con la reconfiguración de IFE a INE se iba a sentar algún precedente democrático fueron demasiado optimistas.  Aún así, el nuevo Organismo Público Local Electoral del estado tendrá que garantizar los derechos y el acceso a las prerrogativas de los partidos políticos y candidatos, desarrollar y ejecutar los programas de educación cívica en la entidad y preparación de la jornada electoral. A ver cómo les va.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

http://twitter.com/laloflu