Intelecto Opuesto

Nuevas medidas ambientales

Ayer las autoridades de la Ciudad de México y del gobierno federal anunciaron su plan de modernización del programa de regulación de emisiones contaminantes por el uso de vehículos “Hoy No Circula”, así como la ya conocida y comentada estrategia de homologación de programas de verificación entre estados del Centro.

Las nuevas disposiciones ambientales para el uso de autos, que serán efectivas a partir del 1 de julio, conllevan incumbencia hidalguense pues a diario se transita –millones lo hacen- entre Distrito Federal, Estado de México e Hidalgo.

Así como lo lee. Aunque aún no se define bien el caso de los estados como Hidalgo, a partir del siguiente mes los vehículos con más de 15 años dejarán de circular los sábados en la capital del país, además de que el proceso de homologar los sistemas de verificación entre el DF y estados seguirá adelante, lo que implicará que usted y yo pagaremos lo mismo que los habitantes de la gran metrópoli.

Las autoridades señalaron que con estas acciones conjuntas con los estados de México, Morelos, Puebla, Hidalgo, Tlaxcala y DF, se reducirá la contaminación en 11% anual y se mejorará la calidad del aire.

De acuerdo con los estudios y análisis realizados por autoridades sanitarias y ambientales, los vehículos son responsables de 50% de las emisiones que impactan la calidad del aire y, en su caso, las altas concentraciones de ozono y partículas PM10 y PM2.5 agravan las enfermedades respiratorias y cardiovasculares. De no tomarse medidas al respecto, es posible un incremento de 70% de casos de bronquitis, 80% de neumonía y 10% de síntomas de asma en niños.

Parte de lo que pretenden las autoridades capitalinas nacionales, es que el “Hoy No Circula” incremente su eficiencia en 52 por ciento al pasar de 270 mil a 560 mil vehículos que dejen de circular todos los días en la Ciudad de México y el Estado de México.

Aún no se sabe si esta medida beneficiará realmente como está proyectado el plan, lo que si, es que a los que pasará a amolar más será a los mexiquenses e hidalguenses que se trasladan cada día a laborar en el DF. Muchos de ellos, desplazados por necesidad y que sólo cuentan con el medio de transporte del auto propio para volver a zonas tan lejanas como las casas que ofertan en las ferias de viviendas de interés social.

Ayer, mi compañero editor Ricardo Sánchez me dejó pensando cuando me dijo ¿y cómo le va a hacer un hidalguense de la sierra otomí que quiera ir al DF un sábado? Ni verificación tienen allá.

Por el lado de los costos, la homologación se tendrá que ver con las Secretarías de Finanzas de los estados, pues mientras en el DF son 389 pesos, en Hidalgo se paga aproximadamente 200 a 250 pesos, y eso si va hacer enojar a la gente. Ni modo.

http://twitter.com/laloflu