Intelecto Opuesto

Nueva refinería “archivada”

Lo dicho desde finales de 2013 y conforme a los planes Prospectiva de Petróleo y Petrolíferos 2013-2027 de la Secretaría de Energía del gobierno federal ya es una realidad: el proyecto de construcción de una nueva refinería en México es insostenible.

Lo confirman las cifras, los documentos de planeación, las declaraciones y la mañana del jueves, el propio director de Pemex en declaraciones a Joaquín López Dóriga.

El columnista de MILENIO ayer escribió en su colaboración diaria “En Privado” el siguiente retal: “El proyecto de la nueva refinería de Tula fue archivado al priorizarse la reconfiguración de la actual, como me confirmó ayer Emilio Lozoya”.

De acuerdo con la información que el funcionario proporcionó al periodista, Pemex no ha cancelado en su totalidad el proyecto de una nueva refinería de Tula, pero ya no está en las prioridades.

Bajo este escenario es donde surgen las preguntas ¿por qué entonces seguir insistiendo en un tema en el que sólo se derrochará dinero público sin obtener dividendos para el país?

¿Por qué se gastaron mil 728 millones de pesos en la licitación otorgada a ICA Fluor Daniel y sus empresas asociadas para el desarrollo de ingeniería de la nueva Refinería Bicentenario si no estaba en planes a futuro? ¿Estamos como para andar derrochando el dinero o cómo?

La historia de la supuesta nueva refinería en Tula tiene muchas historias, un pasado de más de 5 años y un sinfín de afectados que van desde la población a la que se le compró sus tierras para donar un polígono a Pemex por parte del gobierno de Hidalgo, hasta las mismas arcas estatales que se endeudaron con Banamex y otras instituciones para poder cumplir con la paraestatal y créditos aprobados incluso con aval del Congreso de Hidalgo.

En diciembre de 2012, Pemex le dio un contrato de 421 días, con un monto de 135 millones de dólares a ICA Fluor para la elaboración del plan de construcción de la “nueva refinería”. O nunca se hizo, o nunca se terminó, nadie lo sabe.

Ahora, Pemex –informó a principios de año el director de Refinación, Miguel Tame Domínguez- otorga 95.2 millones de pesos a la misma empresa ICA Fluor, para la reconfiguración de la actual planta refinadora, la Miguel Hidalgo, trabajo que de hecho se debió haber entregado desde abril pasado.

Desde septiembre de 2013, ICA Fluor es responsable de la ingeniería básica y de detalle para las plantas de procesamiento, servicios auxiliares y la integración de obras necesarias para aumentar la capacidad de producción de destilados de la refinería de 63 a 80 por ciento.

Mientras, Emilio Lozoya acaba afirmando en días pasados que la Reforma Energética permitirá superar los retos de la industria petrolera en materia de tecnología e inversión, con nuevos participantes en un mercado abierto, para detonar una inyección de recursos superior a 60 mil millones de dólares anuales. ¿En serio?

http://twitter.com/laloflu