Intelecto Opuesto

Mujeres en Plural

Con la intención de hacer valer el término de paridad horizontal en candidaturas para municipios de forma legal ante las autoridades electorales del país, la organización social, Mujeres en Plural, pretende obligar a los partidos políticos a postular mujeres en el 50 por ciento de los ayuntamientos para 2016.

Actualmente su lucha se enfoca en llevar a los estados la aprobación de dicha jurisprudencia, en donde al menos en 3 entidades ya se han dado avances, pero que por normatividad requieren de al menos 5 estados para poder impulsarla de forma obligatoria en todo el país.

La organización la integran mujeres como la consejera electoral Adriana Favela, las ex candidatas presidenciales Patricia Mercado y Cecilia Soto, las senadoras Angélica de la Peña y Lucero Saldaña, la ex diputada federal Martha Tagle, así como en la representante o encargada de difundir los trabajos en Hidalgo, ex dirigente de Movimiento Ciudadano, María Cruz García, especialistas en género y política como Tania Meza, columnista de este prestigiado diario, así como militantes de prácticamente todos los partidos políticos.

En Hidalgo, siendo 2016 un año en donde se renovarán las presidencias municipales, no se tiene contemplado aún el esquema de dar la mitad de las candidaturas a las mujeres en los partidos políticos, pues esto conllevaría tener al menos 42 aspirantes a alcaldesas por partido político.

Esto replantea diversos temas en la agenda de la equidad de género como el que si en verdad está funcionando la inclusión de las mujeres en la política de la forma en la que se está haciendo. O bien, si la representación de género que solo es obligatoria en el Congreso federal es la única vía de participación que puede darse para las mujeres o también, si el tema de poder contar con qué tipo de mujeres dentro de la representación política es algo que está sirviendo a quienes esperan la aplicación de políticas a favor de dicho sector.

Hidalgo es un estado que nunca ha tenido una candidata a senadora que encabeza la fórmula de la elección, y por ende, nunca ha contado con una representante en el Senado fuera de dos ex legisladores que ya llegaron al escaño por la vía de la suplencia y por un tiempo muy corto. Su primera diputada local fue en la década de 1960 y me cuentan que dejó el encargo a los 6 meses porque se casó.  Su primera alcaldesa no tiene menos de 25 años que asumió en el cargo en el Altiplano y es por ello que se debe replantear el papel de la mujer en los puestos públicos.

Empoderarlas, no significa darles al control de todas las cosas, sino hacerlas participes del gobierno, de la administración pública, de la toma de decisiones compartida con los hombres en el poder. Esperemos que así sea y que en Hidalgo se puedan tener 42 alcaldesas electas para 2016.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

http://twitter.com/laloflu