Intelecto Opuesto

Modelo Hidalgo en finanzas

Los casi seis años de administración estatal a cargo de Francisco Olvera Ruiz han tenido muchas aristas; desde las políticas y sociales hasta las menos comentadas como lo es el desempeño de las oficinas como Finanzas y Administración.

En este periodo actual de gobierno hidalguense han sido dos al mando de dicha encomienda: Nuvia Mayorga, la actual directora general de la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas del gobierno federal, y Aunard de la Rocha Waite, vigente secretario de Finanzas y Administración del gobierno de Hidalgo.

De trabajo poco aludido y poco visto en comparación con las demás dependencias como Salud, Desarrollo Social o Seguridad Pública, la labor del administrador estatal siempre termina siendo poco reconocida, pues en muchos casos es el lastre que acaba con las administraciones públicas en el país o que da la mala nota al final de los periodos.

En el caso de Hidalgo parece no ser así e incluso ya existe un modelo de trabajo bajo criterios y disciplina fiscal-administrativa, similar a la de una empresa, en donde activos y pasivos se mueven con rigurosa y permanente planeación y vigilancia.

Hay que reconocerlo, el estado no es de los más boyantes en cuanto a economía se refiere; incluso ha sido catalogado por años como uno de los que menor crecimiento, pero a la par, sus finanzas siempre muestran buenos números, sus calificaciones –muchas de ellas por organismos internacionales- demuestran su capacidad crediticia aceptable y con lo que se tiene se ha avanzado hasta donde se ha podido y más.

Actualmente Hidalgo es uno de los estados con menor deuda pública de México; se encuentra entre los cinco estados con mayores avances en la implementación de Presupuesto Basado en Resultados y Sistema de Evaluación del Desempeño (PbR-SED) según el diagnóstico que elabora la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Durante la presente administración se privilegió la transparencia en el ejercicio y aplicación de los recursos públicos mediante el trabajo coordinado entre los gobiernos federal, estatal y municipal, informó el propio De la Rocha ayer ante el Congreso del estado. Se avanzó 14 lugares en el índice de transparencia y disponibilidad de la información fiscal de las entidades federativas elaborado por la consultora Aregional y el Instituto Mexicano para la Competitividad mediante su Índice de información Presupuestal dio a conocer que se ha avanzado en los últimos 5 años de un cumplimiento del 50% a uno superior al 80% en transparencia financiera y efectividad.

Si bien Hidalgo no figura como el estado más importante del Centro del país, si tiene un techo presupuestal suficiente para lo que se propone; además de una base fiscal sólida y una planeación que le permite solventar y no estropear. Algo que muy pocos en la actualidad pueden presumir en el país.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com