Intelecto Opuesto

Mediciones estatales

La medición de los indicadores sociales, políticos y gubernamentales de las entidades del país resulta un negocio rentable para las casas encuestadoras, organismos estadísticos y asociaciones civiles y privadas que se dedican al análisis de las cifras que determinan, en ocasiones, la aprobación o descrédito de las administraciones públicas.

Vemos en fechas recientes como emergen estudios que dicen cómo está la situación de cada uno de los estados, sus áreas de oportunidad, sus fallas y errores, así como sus debilidades, sobre todo políticas cuando se trata de ataques bien direccionados.

Todo estudio tiene su valía y no se trata de desacreditar los trabajos e investigaciones que se hacen, muchos de ellos, desde las cifras oficiales que el mismo estado otorga.

Lo menciono porque acaba de suscitarse hace algunas semanas la presentación del análisis que hiciera el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) del Fondo de Aportaciones a la Educación Básica y Normal (FAEB) y del Censo de Escuelas y Maestros de Educación Básica y Especial en donde se denunció que en el estado de Hidalgo, la nómina activa de la entidad cobija a mil 440 maestros que tienen la misma fecha de nacimiento: 12 de diciembre de 1912 y que le cuestan al país 31 millones de pesos al trimestre. Según.

Bastaron horas para que la SEP federal desmintiera el estudio al afirmar que dichas cifras se refieren al cuarto trimestre de 2013 y como no tienen RFC, en la nómina correspondiente dichos registros se sustituyeron con el número 12/12/12, por lo que reiteraron que no había Lupitos.

Ayer, a través de la asociación México ¿cómo vamos? –que fuera presentada por el IMCO a finales de 2013- se informó que la pobreza salarial aumentó en 24 de 32 estados, sin embargo, sólo en dos se redujo su pobreza por arriba de 2 puntos porcentuales; sí, uno de ellos Hidalgo.

También, elogian al estado en el sentido de que a pesar de haber aumentado su deuda pública como porcentaje del PIB de 1.4% a 1.6%, se mantiene como el noveno estado con menor deuda.

El estudio se refiere exclusivamente a datos económicos estatales, en donde los hidalguenses salen muy bien librados según la organización.

De igual forma, como el IMCO con los Lupitos, no dejan cabo suelto para el señalamiento y la crítica y detallan que Hidalgo tuvo una caída del 1.2% en su crecimiento económico y sólo 1.6 de cada 10 hidalguenses en edad de trabajar está empleado.

Ambos estudios, del IMCO y ahora México ¿cómo vamos?, están muy bien diseñados y aterrizados; ambos han sacado ámpula en los estados por las cifras expuestas y el escarnio público. ¿Qué pasará ahora con dichas cifras, y sus réplicas? ¿Serán totalmente confiables o sólo parte de golpes políticos bien atestados? De entrada, el de los Lupitos, se quedó en eso, en un buen trancazo mediático.

http://twitter.com/laloflu