Intelecto Opuesto

Mariguana electoral

Con la determinación histórica de ayer en la Suprema Corte de Justicia de la Nación para el cultivo, procesamiento y autoconsumo de mariguana para fines recreativos o lúdicos se abre, efectivamente, el debate para la legalización de la planta en el país, por lo que se debe de analizar más allá del hecho, las consecuencias y proyección que esto tendrá en el futuro inmediato de México.

Qué es más importante para una sociedad como la nuestra que persigue objetivos tan banales e insignificantes, que se polariza con situaciones incluso ajenas a su identidad y pertenencia y que olvida prácticamente todo, y me refiero a todo, lo que sea.

Según mis 34 años de vivir como mexicano, entre mexicanos, el tema de la mariguana será empleado por propios y extraños para poder sacarle el mayor provecho posible. Por un lado, en la política será bandera de candidatos que en busca de ser "alternativos", "diferentes", vaya, "independientes" y que explotarán al máximo este tema más allá de ser o no consumidores o expertos siquiera, con tal de estar a la vanguardia en temas de conversación y tener con que defenderse ante la opinión pública.

Y por otro lado, los que con todo el conocimiento de la causa y en defensa de los buenos usos y costumbre (que sí los hay) se muestren abiertamente en contra de la determinación y también la usen como bandera ideológica y tema para la sobre mesa política, social y hasta económica y de seguridad.

En la planeación estratégica de lo que se viene para México –con aquello de que ya se aplican avanzadas técnicas y ciencias psíquicas para entender qué quiere un mexicano- se percibe el ánimo de una sociedad más participativa, más involucrada en las situaciones que realmente nos conciernen, como lo es lo de la mariguana. Les guste o no, los padres, madres y abuelos, así como los niños y los adolescentes tendrán que hablarse de frente y confesar que opinan de la mariguana y sus efectos, si la han probado o si la pensaron probar, o que tal si lo planean juntos.

Sin embargo, como todo en México tiene y debe pasar por la política, no pasará mucho tiempo hasta que en prácticamente cualquier noticiero, periódicos, páginas de información, mensajes de texto y todo lo que tenga que ver con información, se llene de opiniones como la que usted, querido lector y apreciable lectora, está leyendo en estos momentos.

La mariguana será usada no solo como ingrediente para la recreación o el momento lúdico, también será usada electoralmente, en propaganda, en plataformas políticas, en momentos y situaciones que deben de ser vigilados por las autoridades si no quieren que este asunto, como muchos otros, se les salgan de las manos.

La postura de Presidencia de salir anoche a decir "la mariguana no se ha legalizado en México", se me hizo por extraño que parezca, adecuada y acertada para los momentos que vive el país.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com