Intelecto Opuesto

Laboratorios y sembradíos

Es poco común que en Hidalgo se den noticias de hallazgos de sembradíos de droga o narcolaboratorios. Las condiciones geográficas e incluso sociales nunca lo han hecho una entidad más que de paso para las organizaciones criminales o los grupos que se dedican a la producción y distribución de enervantes de forma ilegal.

Sin embargo, en este año y en lapsos muy cercanos uno de lo otro se han registrado hechos en los que se ha descubierto una ruta, por así decirlo, para la siembra de mariguana y para la instalación de laboratorios clandestinos para la fabricación de droga sintética.

El 12 de junio pasado la Secretaría de Seguridad Pública de Hidalgo informó sobre la localización de un sembradío de mariguana en el llamado cerro del “Aire”, perteneciente a la comunidad Las Fuentes, en el mismo municipio de La Misión. La dependencia estatal detalló que en el terreno de aproximadamente 600 metros cuadrados se encontraban sembradas 250 plantas de mariguana en aquel entonces.

El 13 de agosto, agentes de la Coordinación de Seguridad Estatal localizaron en el mismo municipio de La Misión un plantío de poco más de dos hectáreas de mariguana.

Al llegar a la comunidad de Palo Hueco, perteneciente al municipio de La Misión, las fuerzas estatales se percataron que era una superficie de aproximadamente dos mil 100 metros cuadrados, casi media tonelada de plantas de mariguana.

En mayo de este año, personal de la 18 zona militar desmanteló un laboratorio clandestino para la elaboración de drogas sintéticas en la comunidad de Las Palmas, en el municipio de Jacala, situación que no pasaba desde el 31 de mayo del 2013, cuando la policía estatal detectó un laboratorio clandestino en la comunidad de Ciénega Grande, en el municipio de Omitlán de Juárez, el cual contaba con precursores químicos para la elaboración de droga sintética, principalmente cristal.

Ayer, personal militar localizó un laboratorio clandestino que resguardaba material y productos químicos presuntamente empleados para la elaboración de droga sintética, en el municipio de Nopala de Villagrán. En el sitio se localizaron 40 tambos de 200 litros llenos, 35 costales de sosa cáustica, 15 costales de ácido tartárico, ocho costales con polvo gris, todo un arsenal para cocinar anfetaminas y otras drogas.

A estos hallazgos se suman los cada vez más comunes casos de personas en posesión de mariguana. En julio pasado las fuerzas policiacas detuvieron a un hombre en Acatlán por llevar en hombros 33 plantas de diferentes tamaños de hierba; días antes también se detuvo a un joven con matas de mariguana caminando sobre calles de una comunidad en el municipio de San Salvador. A la gente, pareciera, le gusta la droga y ese es un mensaje de alerta para las autoridades de salud y de seguridad, pues lamentablemente la experiencia mexicana nos ha dejado más sinsabores que éxitos en el combate al narcotráfico.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

http://twitter.com/laloflu