Intelecto Opuesto

Industria y construcción

Hace una semana que revisamos las perspectivas económicas para el estado con base a un reporte de Banamex y todo apunta que será para todo el año. Pocos días pasaron para que comenzaran los primeros resultados de la recesión en sectores como la industria de la manufactura y fábricas, que están padeciendo los estragos de la sobreproducción sin estrategia de mercado.

Escribí hace una semana que es el ramo de la construcción el que más creció en estos 6 meses de 2014 y así se mantendrá por el resto del año; los demás renglones del crecimiento que dan empleo a la población, por desgracia, no tendrán la misma suerte, aunque muchos como los servicios se mantendrán estables.

Otro indicativo de que la industria de la producción y manufactura está padeciendo estragos en 2014 es la noticia que ayer dio la Canacintra de Tizayuca con el cierre de la planta de Lala en el estado.

Si bien se dio en el marco de una estrategia de expansión a Guanajuato, con miras a resurgir en el competido mercado de los lácteos, el que una empresa de renombre nacional cierre sus puertas impacta de algún modo a Hidalgo.

No solamente porque daba 350 empleos, aproximadamente, para trabajadores hidalguenses, residentes en la zona, quizá algunos vecinos mexiquenses o de la capital del país, pero que ahora tendrán que ser absorbidos por empresas de la propia zona industrial de Tizayuca o buscar nuevos horizontes.

Lo mismo hace casi un mes con los rumores de cierre de parte de la producción en plantas como Gunderson –que también anunció que su estrategia es expandirse a estados como Tlaxcala- que sí se queda por tiempo indefinido en el estado pero que busca una reingeniería productiva en la que no se sabe si estarán haciendo toda su manufactura en Hidalgo o en otra entidad.

Como sea, el sector empresarial de capital privado se está moviendo en Hidalgo; se abren las puertas precisamente a que vengan más y más industrias a generar empleos, pues sólo el de la construcción es el ramo que ha dado alza a la producción laboral en el año, y que como hemos analizado en esta columna, es temporal y se terminará en pronto se acaben caminos, carreteras, puentes, modernizaciones y demás infraestructura del gobierno.

Por mientras, las zonas más alcanzadas por las industrias siguen siendo las del sur del estado, situación benéfica porque ya se sabe que Hidalgo además de ofertar en mejores condiciones que otras entidades vecinas las condiciones de apertura de empresas, naves industriales, puertos logísticos y demás, también es una ruta favorable para la proveeduría y los servicios, que junto al turismo, buscan ser los detonantes de la última parte de la administración del gobernador Francisco Olvera Ruiz.

http://twitter.com/laloflu