Intelecto Opuesto

IVA ser parejo para todos

De acuerdo con lo aprobado ayer por la Cámara de los Diputados se eliminó el tratamiento preferencial de la tasa del 11 por ciento del Impuesto al Valor Agregado (IVA) en las fronteras para ser homologado al 16 por ciento como en todo el país.

Esto implica que en la frontera más grande –en cuestiones comerciales- del continente, la de México con Estados Unidos, se tendrá que pagar lo mismo por un artículo importado como si se comprara en el Distrito Federal.

Lo anterior viene a significar un importante dilema para población, comerciantes, empresarios y el gobierno nacional en dicha zona norteña del país puesto que era ahí de donde obtenían los grandes beneficios de quienes compraban barato para vender caro.

Quienes hemos recorrido por azares del destino alguna de las zonas fronterizas de nuestro país y nos hemos encontrado con precios más accesibles que los que se nos ofrecen en los centros comerciales de cualquier otra región de México, ahora no tendremos más dicha opción. Y es que ante la intención recaudatoria nacional no habrá nada que pueda frenar al gobierno de Enrique Peña Nieto, ni el duty free.

Lo que habría que analizar ahora, una vez aprobado el dictamen que reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones de la Ley del IVA; de la Ley del IEPS, de la Ley Federal de Derechos, así como la que expide la Ley del ISR, es cómo quedarán los precios ajustados para las demás zonas del país, si en la frontera se pagará más por un artículo en donde antes se pagaba menos y que sea trasladado al centro o sur de la república.

Sería realmente molesto tener que gastar más, por ejemplo, por la ropa americana que tanta fama y popularidad tienen marcas de Estados Unidos que ingresan por la frontera y que al comprarse a menor costo se vende de forma regular en Hidalgo, Estado de México y el Distrito Federal (la mayor zona metropolitana de consumo del país) y que ahora con el 16 por ciento de IVA homologado se nos eleven los precios a quienes gozamos de vivir nuestras realidades alejados de la zona fronteriza.

Como sea, el cambio tendrá que ser tomado con alta expectativa puesto que de no rendir resultados inmediatos deberá ser modificado para el siguiente año.

En otras aprobaciones, los diputados por lo menos consideraron no gravar la enajenación ni los intereses derivados de créditos hipotecarios o con garantía fiduciaria para la adquisición, ampliación, construcción o reparación de casas-habitación, así como la negativa a los servicios de gravar el costo por educación en donde el dictamen se manifestó en contra ya que consideraron que la educación es parte fundamental para lograr los objetivos de desarrollo, modernización y progreso de nuestro país. Ahí va, el avance legislativo del país, en su intento de armonización con el Pacto por México y el plan presidencial que, como nunca, está siendo impulsado por todos los sectores.

http://twitter.com/laloflu