Intelecto Opuesto

Hidalguenses a ganar en el DF

La semana pasada comenzó en el Distrito Federal una de las operaciones de política pública de mayor encargo y del más alto nivel, en donde los objetivos son claros: combatir la pobreza entre la población de zonas más vulnerables en la capital del país y de paso posicionar políticamente la figura presidencial en el llamado “corazón del país”.

La Secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, y la Coordinadora Nacional del Programa Oportunidades, la hidalguense Paula Hernández Olmos, iniciaron la entrega simbólica de la Tarjeta Sin Hambre, con la que pretenden alcanzar un espectro de 14 mil habitantes en el DF en una etapa inicial.

El programa, que forma parte de la Cruzada Nacional contra el Hambre, tiene en sus operadores, políticos en la mayoría de los casos, a los alfiles perfectos para dar rienda al plan en el que, por un lado se ayuda y por otro se impone una figura política con miras a debilitar a quienes llevan el poder en la ciudad más importante del país y lo han llevado por lo menos desde 1997: el PRD y los partidos de la izquierda mexicana.

Al encargo hecho por el presidente Enrique Peña, además de Robles Berlanga –ex jefa de gobierno del DF- y de la ex diputada Paula Hernández, ex funcionaria del gobierno del estado y candidata natural cada que hay elección en la entidad, se suman las figuras de Sixto Hoyos Valencia, delegado de la Sedesol en el DF, hombre de confianza del secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong, también ex funcionario hidalguense, así como Javier Mendoza Montes de Oca, delegado de la Segob en el DF, ex aspirante a la delegación Azcapotzalco, ex funcionario de Turismo nacional, entre otros cargos.

Sobre ellos, pesará gran parte de la estrategia presidencial de desarrollo social y de operación política para poder entregar resultados de cara al siguiente año en donde la percepción de la población debe cambiar de forma radical para con el gobierno, sobre todo en las encuestas. Y es que, quien no crea o piense que en Los Pinos no miden el trabajo conforme a la aceptación y los resultados conforme al sentir del pueblo, no está siendo bien asesorado.

¿Qué zonas son susceptibles para la estrategia de Peña Nieto en el DF? Desde luego, la más apartada del centro de la ciudad, la de Milpa Alta (último resquicio priista del viejo régimen), así como Tláhuac, donde el perredismo se ha encargado de dividir a la política local, y Xochimilco en donde se han enfocado los apoyos de la Sedesol por su alta densidad urbana en zonas marginadas.

Es el sur del DF el área más propicia para la operación política priista, que estará y no tengo duda alguna, comandada por personajes hidalguenses cercanos al secretario de Gobernación, aunque primero la gente querrá ver resultados tanto en sus bolsillos como en su calidad de vida.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

http://twitter.com/laloflu