Intelecto Opuesto

Estrategias municipales

Ayer los presidentes municipales acudieron a una reunión con la Secretaría de Gobierno del estado, el secretario de Seguridad Pública de Hidalgo, el comandante de la 18 zona militar, en comandante de la Policía Federal y representantes de diversos sectores de gobierno.

El motivo, la coordinación interinstitucional en materia de seguridad y gobernabilidad para mantener el control de las regiones y comentar las principales incidencias que se están presentando.

No sólo por los laboratorios clandestinos para la fabricación de drogas que recientemente se hallaron en Nopala y Huichapan, ni tampoco por los sembradíos de mariguana en La Misión o por los extraños caminos con  personajes sospechosos en las vías de la sierra y la huasteca, sino porque realmente es urgente atender todas y cada unas de las necesidades desde adentro de cada comunidad y pueblo, desde las presidencias municipales.

De acuerdo con algunos alcaldes presentes, es el entorno que ellos manejan, la cercanía con los delegados en colonias y centros poblacionales, lo que debe generar una comunicación efectiva, un enlace que derive en un informe posterior a las autoridades estatales y federales, que todo el estado esté monitoreado.

El llamado del secretario de Gobierno, Fernando Moctezuma Pereda, fue de generar confianza y comunicación, que todo presidente municipal que lo desee se acerque el Ejecutivo para la solución de conflictos y búsqueda de resultados, no sólo en materia política, que pasa a segundo plano cuando se tiene una afrenta de seguridad y de combate al crimen organizado.

Las policías municipales, aún sin estar completamente adheridas al Mando Único, son una parte fundamental que de no contar con los elementos mínimos de trabajo y con las facilidades para poder entablar la comunicación que se les está pidiendo, quedan vulnerables ante el escenario de la delincuencia.

La experiencia mexicana del sexenio pasado parece haberle dejado ese aprendizaje a los mandos estatales, quienes han soltado a sus enlaces para que estos trabajen de la mano con los propios presidentes municipales y estos que tengan el control de sus elementos policiacos, los que no estén dentro del espectro de la administración estatal.

Por lo pronto, sobre la mesa están los focos rojos en las regiones sur y centro del estado; por los narcolaboratorios en Nopala y Huichapan, los sembradíos en La Misión y Jacala, las bandas de secuestradores en Tulancingo, la ordeña a ductos de Pemex en el Valle del Mezquital y Singuilucan, la delincuencia común en Pachuca y la zona metropolitana y el riesgo que implican las carreteras que cruzan la entidad y que son la principal ruta de organizaciones que atraviesan Hidalgo para ir a estados del norte o bien para acceder a la zona del Valle de México, al Estado de México y al Distrito Federal.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

http://twitter.com/laloflu