Intelecto Opuesto

El Ejército en Tula y Tepeji

La determinación del gobierno del estado para solicitar a la Defensa Nacional la presencia del Ejército en la región Tula-Tepeji no es nueva. Por lo menos en dos ocasiones desde la anterior administración hidalguense, el personal castrense ya había sido apostado en la región sur, limítrofe con el Estado de México, la franja con mayor comisión de delitos denunciados en el estado.

La otra franja es la de la Huasteca, la que delimita Huejutla de Reyes y San Felipe Orizatlán con San Luis Potosí y Veracruz; sin embargo, no se tienen registrados tantas denuncias como en la Tula-Tepeji, quizá porque hay menos cultura de la denuncia o porque no ha bajado notablemente del lado norte la comisión de ilícitos.

En cambio, la llegada de empresas, contratación de cientos de obreros foráneos, de profesionistas de todas partes del país, el cruce carretero en caminos para el centro, bajío –principalmente- pero también para la zona norte y el Golfo, así como una mayor derrama económico, ha derivado en un crecimiento desproporcionado en todos los ámbitos para la Tula-Tepeji.

A diferencia de otros años en donde se mantenía un dispositivo de seguridad permanente en contra del crimen organizado, la ola de inseguridad que aqueja a la región de Tula parce haberse modificado. Ya no son los grandes crímenes y balaceras producto de la lucha anti drogas, es ahora, el homicidio, el ajuste de cuentas, la extorsión, la violencia que se ha ido generando en torno a una sociedad que ha padecido de intimidación y reacciona de diversas formas. El robo, el delito más cometido, seguido de los homicidios, son el flagelo a combatir de acuerdo con las propias autoridades.

A mediados de 2013, labores de inteligencia de la Policía Federal llevaron a la captura de 16 presuntos integrantes del grupo delictivo de la Los Caballeros Templarios, entre los cuales se encuentran dos líderes que realizaban actividades de secuestro, extorsión, homicidios, robo a transportistas y distribución de droga en los municipios de Tula y Tepeji del Río.

Un año después, en 2014, cayeron bandas de secuestradores en la zona; ahora, en este inicio de 2015, se consuman más delitos que en cualquier otra parte de Hidalgo.

De acuerdo al conteo realizado por nuestro corresponsal Francisco Villeda de MILENIO Hidalgo en la zona, entre enero y febrero de este año se denunciaron formalmente 448 delitos en total en 9 municipios de la región Tula-Tepeji, de acuerdo también a las cifras ofrecidas por la Secretaría de Seguridad Pública. De estos, en Tula de Allende van 160 delitos, Tepeji del Río 144, Atitalaquia 28, Atotonilco  de Tula 28, Tezontepec 27, Tlahuelilpan 27, Tlaxcoapan 26, Tepetitlán 4 y Tetepango 4, fueron las demarcaciones que conformaron esta cifra. Tula de Allende a la cabeza en la cifra de delitos entre enero (77) y febrero (83) de este año. Y eso que está certificada como Ciudad Segura.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com