Intelecto Opuesto

Dirigencias políticas

Ayer comenzó el proceso de renovación del Partido Revolucionario Institucional en Hidalgo y con ello una nueva etapa en donde se pondrá especial atención a lo que será el proceso de acercamiento del tricolor con su militancia, sectores y miembros que con sus familias depositaron su confianza en la nueva fórmula que ayer se registro.

Alberto Meléndez Apodaca, como presidente del Comité Directivo Estatal, así como Emilse Miranda Munive, como secretaria general, afirmaron desde el pasado viernes que no solo contendían con la intención de convocar a la unidad, sino que lo hacían con la sapiencia contextual de lo que actualmente sucede tanto al interior como a las afueras de su partido, así como de la opinión que hay entre la gente.

Fue el propio Meléndez quien dijo que su principal propósito no era llegar a ocupar un espacio de cara a la mega elección de 2016, sino que se tendrá que asentar todo el trabajo, el que viene de realizarse con Ricardo Crespo Arroyo, el líder saliente, con lo que se comience a hacer a partir de esta fecha.

¿Qué requieren en la actualidad los partidos para volver a ser opciones de gestión, mejoramiento y cambio para la gente? Lo primero es acercarse y palpar las necesidades. Sí, se sabe que en Hidalgo y sus regiones hay polos extremos. Condiciones desfavorables para algunas regiones, otras no tanto, pero en su mayoría una entidad pujante que sabe lo que es el trabajo y la cultura del esfuerzo.

Ante dicho escenario, el planteamiento inicial de la fórmula Meléndez-Miranda fue el ir hasta donde se está gestando ese clamor social que si bien es similar a los temas que históricamente han aquejado al país y a su sociedad, se dan en diferentes momentos y formas, por lo que la atención debe ser personalizada, pero sobre todo, atendida.

Conformar una plataforma de propuestas basada en realidades y no espejismos es otra de las tareas básicas que todo dirigente que aspira a progresar debe tomar en cuenta. No echar en saco roto lo que se dice en los diversos sectores, organizaciones, grupos tanto adyacentes como contrarios, todos y todas, en un mismo barco.

¿Qué persiguen los partidos políticos? Son organizaciones humanas, que emanan de la empatía por buscar la mejora, el progreso y bienestar de los pueblos, de la sociedad, que en su legítimo derecho buscan espacios para ser precursores de distintas causas.

Eso debe enarbolar la nueva dirigencia del PRI en Hidalgo, y debería ser lo mismo con la nueva dirigencia nacional del PRD y con la recién nombrada dirigencia del PAN y así con todos los partidos. Si pretenden volver a las bases, deben abrirse a todo lo que se considera “nuevo” pero que realmente siempre ha estado. La opinión de quienes buscan en un instituto político su espacio de expresión y no de reprimenda.

 

eduardogonzalez.lopez@milenio.com