Intelecto Opuesto

Destapes y candidatos

El proceso electoral en Hidalgo comienza a tomar forma toda vez que los aspirantes a candidatos en los principales partidos políticos empiezan a emerger a la esfera pública.

Más allá del secretismo de saber las identidades de quienes suspiran por continuar en algún cargo de elección popular o de pasar de un puesto de servidor público a competir por la política electoral, se deben enfocar las baterías en conocer las formas y métodos internos que garanticen la democracia desde el inicio de esta etapa al interior de los institutos en competencia, para que luego no queden dudas de cara a las votaciones.

Ayer escribí acerca de los candidatos de unidad dentro de los partidos. Que eran y son la vía para unificar y consolidar la ideología de cada instituto político y abandera a una misma propuesta sin necesidad de dividir las emociones y ánimos dentro de los partidos. Pues así, igual de práctica la situación, con los famosos destapes de candidatos.

Más allá de quien o quienes sepan la realidad de las cosas dentro de un partido político en un estado como Hidalgo, donde la mayoría ya se conocen, donde todos han tenido al menos una oportunidad –los que han optado por vivir del oficio de las urnas y el servicio público- y donde se tienen estudiados y analizados a la mayoría de los perfiles, es difícil no atinarle a quienes son los indicados para ocupar los encargos más importantes.

Tras un descanso benéfico en la cargada electoral para Hidalgo, pues no hubo procesos ni votaciones, ni juegos políticos entre partidos por al menos un año (2014), este año debe ser el de la recomposición política entre fuerzas del estado y entre sus principales actores.

Además, se trata de una votación muy importante pues no sólo se renueva el Congreso federal, sino que se prepara el camino para lo que será 2016, el año más importante en materia de elecciones para Hidalgo en las últimas décadas, pues estarán en juego la gubernatura, presidencias municipales y los diputados locales.

De ahí la importancia de que en este proceso se cuide y vigile todo. Desde los pequeños pronunciamientos hasta los destapes.

No es difícil, por ende, saber que los perfiles probados y con experiencia son los que generan la expectativa de que habrá triunfos para cada corriente y que además son apuestas seguras por la probada atención que han tenido en encargos anteriores.

Para quienes no cuentan con dicha base, los partidos pequeños, los nuevos partidos, los candidatos independientes, se debe tomar en cuenta que esta es una primera elección que debe servir como experiencia si se quiere estar en la de 2016 y 2018. En la elección de candidatos y en sus destapes, estará mucha de la fortuna y éxito con que puedan contar, o de lo contrario no podrán competir dignamente y terminarán regalando los espacios y las candidaturas y posiblemente perdiendo le registro en muy poco tiempo.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

http://twitter.com/laloflu