Intelecto Opuesto

Derechos de los niños

Ayer, los diputados federales en San Lázaro revelaron datos estremecedores sobre la realidad de las niñas y niños en México, que más que orientar a la búsqueda de posibles soluciones a un problema, merecen atención inmediata del gobierno federal por tratarse de un sector de la sociedad vulnerable y que representa el futuro de  la nación.

De acuerdo con los legisladores integrantes de la Comisión de Derechos de la Niñez, en México existen tres millones de niñas y niños que no asisten a la escuela, igual cantidad se encuentra trabajando y 96 mil están en situación de calle.

Además, denunciaron que 4.7 millones de menores de edad viven en pobreza extrema, de los cuales el 76 por ciento son indígenas. También, que hay niños y niñas huérfanas víctimas de la inseguridad en el país, y no hay un plan de gobierno federal o estatal para atenderlos, según sus observaciones.

Aunado a esto, que más de 20 millones de niños, niñas y adolescentes viven en la pobreza, de los cuales 4.5 millones se ubican en la pobreza extrema, y 8 de cada 10 son indígenas, y también que 53 por ciento de niños y adolescentes de cero a 17 años, está en situación de pobreza, no sólo alimentaria, sino también educativa, patrimonial y social.

Bajo este panorama solicitaron la elaboración y aprobación de una legislación integral dirigida a la protección, promoción y garantía de los derechos de las niñas, niños y adolescentes acorde con la Convención sobre los Derechos del Niño; sin embargo, es difícil considerar que se pueda hacer algo a través de las leyes si no pasa primero por la planeación del gobierno federal.

¿Qué programas mantiene activos o vigentes la autoridad nacional a favor de de la niñez mexicana? Más allá de los asistenciales de la Sedesol no existe alguno que esté plenamente orientado o directamente dirigido a los niños y niñas de México, a causa también de la diversidad de los problemas sociales o las características de la población a la que se atiende en todo el territorio.

En Hidalgo, la atención proveniente de Desarrollo Social y el Sistema DIF es la que se encarga de cubrir los aspectos de alimentación, educación y apoyo a los menores y sus familias, además de existir otras áreas como la Defensa del Menor y otras instancias más.

Lo que si es un hecho es que el trabajo en este rubro no es el que cuenta con mayor presupuesto ni el que tiene a la mayor cantidad de funcionarios políticos, asesores y herramientas técnicas y legales para disponer de un aparato completo que trabaje por y para los menores de edad, en especial para los niños pequeños de menos de 10 y 5 años, quienes requieren y demandan atención nutricional, de educación, de salud y de orientación de vida.

El trabajo es arduo y se reconoce que la labor asistencial, principalmente de las mujeres en los gobiernos, es la que se saca adelante proyectos sociales, como los que existen en Hidalgo.

http://twitter.com/laloflu