Intelecto Opuesto

Derechos Humanos

Con la entrada en vigor del Nuevo Sistema de Justicia Penal en Hidalgo se avecinan tiempos convulsos para el ejercicio de la defensoría pública. De entrada, la modernización implica la revalorización de nuevos términos y sobre todo el cambio de criterios de juzgadores en el estado.

La primera pregunta surge en cuanto a saber qué pasará con aquellos casos en donde el impartidor de justicia no cuente con los suficientes elementos para poder emitir una sentencia pronta y expedita.

Si bien es una cuestión de criterios profesionales, de cargas éticas y morales que pasarán por la vida de los ejecutores de la ley, siempre estará el momento de pensamiento de todo juzgador y defensor de saber que pudo haber hecho más por su caso.

En Pachuca, en noviembre dará inicio el Nuevo Sistema de Justicia Penal y con él la modernización o al menos el intento de renovación en juzgados e impartidores de la ley.

Los juicios orales son la parte medular de esta nueva implementación en donde se pretende dar uso a cabalidad de los términos que a nivel nacional se han decretado por ley.

El Nuevo Sistema pretende dar voz a quienes no la tienen. Acusado y denunciante, cada quien con su versión de los hechos, y con las pruebas que presenten, se tomarán las decisiones.

Ante este escenario, el tema de los derechos humanos cobra vital importancia pues es en esa área en donde se dirimirán los principales casos del nuevo año y tiempos venideros.

A pesar de tener la infraestructura y capacitación adecuada aún se tiene expectativa por cómo será esta implementación, algo que nadie puede pronosticar en la práctica pero si en la teoría. Son los defensores sociales los más avanzados en la nueva praxis oral, pues son los que han crecido en argumentos y formas de hablar, en oratoria pues.

Los defensores de Derechos Humanos son buen ejemplo. Ellos saben en su mayoría presentar los argumentos necesarios para la defensa ante un juez, y no me refiero a que sean mejores, sino a que han tenido mayor trato y roce con los casos indefendibles, con las causas antes perdidas pero que ahora cobrarán importancia por el hecho de la oralidad.

Es en el estudio de los Derechos Humanos donde estará la clave del Nuevo Sistema de Justicia Penal, ahí se podrá ver el verdadero poder del defensor y del abogado de oficio.

El Nuevo Sistema tendrá en sus bases (los juicios orales) la clave para lograr cifras exitosas. Y digo con cifras, no al número de casos resueltos ni a sentencias en beneficio o en contra de los agraviados o denunciantes o de los acusados, sino por la forma en que se resuelvan.

El procurador Alejandro Straffon ha dicho que con la capacitación es suficiente para poder dar entrada al Nuevo Sistema en Hidalgo y eso es parte de lo que se ha realizado el último año.

Los derechos humanos jugarán un papel importante y más con casos que comúnmente eran del ámbito de la normalidad como robos y delitos del fuero común en donde todo era apacible. Ahora se tendrá que demostrar de primera mano que es verdad el dicho o denuncia, priorizando los derechos del acusado y las pruebas expuestas.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

http://twitter.com/laloflu