Intelecto Opuesto

Contaminación en el agua

D esde el Senado de la República el Grupo Parlamentario del PRI exhortó a los gobiernos de las entidades federativas y de los municipios a implementar una campaña de verdadera recaudación con el fin de dar manutención a plantas de potabilización y de tratamiento de aguas residuales.

De acuerdo con los tricolores en la Cámara Alta, el problema del agua sucia en los estados es grave y cada día se vuelve un asunto importante a tomar en cuenta por las autoridades.

La propuesta que subió a tribuna el PRI y que se aprobó para llegar a todas las instancias y ordenes de gobiernos en el país, exige que los gobernadores y presidentes municipales realicen una concientización dirigida a que la población cumpla con el pago por el uso del agua potable, a fin de que exista la recapitalización para invertir en instalación, apertura y manutención.

Hidalgo, junto a un grupo de entidades que componen Campeche, Yucatán, Tlaxcala, Chiapas y Oaxaca, son las entidades más rezagadas en capacidad instalada con un caudal tratado menor a mil litros por segundo.

Según los datos del Senado, la CONAGUA precisa en su Programa Nacional Hídrico 2014-2018, que la construcción de infraestructura de saneamiento no es el único problema para abatir el rezago en tratamiento de aguas, sino también se deben garantizar alternativas tecnológicas que permitan la operación óptima de dichos sistemas.

Los principales problemas, de acuerdo a la CONAGUA, son: falta de recursos financieros para la construcción, rehabilitación y mantenimiento de la infraestructura para el tratamiento; altos costos de energía eléctrica y reactivos químicos para la operación; falta de capacitación del personal operativo; y deficiente cultura de pago del usuario por los servicios de saneamiento, manifestaron los priistas en su punto de acuerdo.

Los senadores se pronunciaron pues uno de los problemas más graves del deterioro ambiental es la contaminación del agua. La disminución en su calidad daña a los ecosistemas, la salud humana y a la disponibilidad de fuentes de agua.

Dentro de los problemas a los que se le atañe la contaminación del vital líquido, están la mayoría los provocados por las actividades primarias y secundarias, así como por los asentamientos humanos. Señalan que afecta: la descarga a los cuerpos receptores de una gran parte del caudal de aguas residuales sin tratamiento, por los municipios y las industrias, al uso de fertilizantes y plaguicidas en la agricultura, a la inadecuada recolección y disposición de los residuos sólidos municipales e industriales y al acelerado proceso de erosión causado por prácticas inadecuadas en las actividades agropecuarias y silvícolas.

Hidalgo tiene muchos años batallando con el tema de las aguas negras, con la contaminación de mantos freáticos, y es la fecha que no se ven resultados con la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales en Atotonilco de Tula, ni con ninguna otra.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com