Intelecto Opuesto

Conjeturas de la política

La reacción tardía de muchos operadores de la política hidalguense provocó que los cambios en las delegaciones federales se dieran, para muchos, de forma intempestiva y hasta sorpresiva.

Y no por las salida o llegada de nuevos encargados o titulares de las oficinas nacionales con sede en Pachuca, sino por que no pudieron jugar sus piezas a comodidad, siendo que ya eran parte del propio sistema.

La lucha inusitada, una pugna nunca antes vista, por las suplencias para candidatos a diputados federales del PRI en Hidalgo, supone que los planes del tricolor van más allá de la elección de junio próximo.

Si la suplencia es motivo de sacrificio político o laboral, los priistas le están entrando al toro por los cuernos y parece ser la primera afrenta a la que se someten en el proceso electoral. Después, ya con las campañas encima, todo será como antes pues la maquinaria caminará como suele hacerlo, de forma automática.

Foco rojo

Ixmiquilpan se consolidó ayer como el único y principal foco rojo para las autoridades que vigilarán las campañas electorales y la propia jornada de votación para diputados federales. Y es que el desafío de los hermanos Charrez Pedraza continúa y de buena forma en la región del corazón del Valle del Mezquital y con fuerza. Ayer cerraron por más de 7 horas la México-Laredo, cortesía la organización político-fundamentalista denominada Sociedad Integral de Organización Nacional, SION, que lidera el doctor Pascual Charrez Pedraza, y pobladores que exigían solución a un conflicto entre regidores del PRI y los demás integrantes del ayuntamiento, situación que les ha impedido sesionar desde hace un buen tiempo.

Ya lo dijo el secretario de Gobierno en Hidalgo, Salvador Elguero, que estarán muy atentos a la vida política e Ixmiquilpan, además de zonas como Progreso de Obregón y Mixquiahuala, donde parece que los frentes políticos están más abiertos que nunca y listos para darse hasta con la cubeta con el banderazo inicial de las campañas.

Discriminación

Un día después de la euforia provocada en redes sociales por el caso de discriminación de la llamada #LadyHuejutla quien llamó aborígenes a sus pacientes de origen náhuatl de la Huasteca Hidalguense, parece que el tema, así como los casos de discriminación, tienen fecha de caducidad. Y es que los organismos responsables de emitir posturas y realizar observaciones para que las autoridades puedan tener una mejor respuesta a la sociedad, simplemente no están. Me refiero a la Comisión Estatal de Derechos Humanos –como eje principal- así como a las asociaciones civiles que dicen defender y velar por las garantías de los hidalguenses. Ni de un lado ni del otro. Nada de nada.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

http://twitter.com/laloflu