Intelecto Opuesto

Caravana de migrantes

El Pleno Legislativo de la Cámara de Diputados solicitó ayer al titular de la Secretaría de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, suscribir acuerdos con los gobiernos estatales y municipales, y con el Instituto Nacional de Migración y las organizaciones civiles vinculadas con el tema migratorio, para crear un banco de datos especializado.

De acuerdo con los diputados, este instrumento integraría las políticas y los programas a favor de los migrantes, así como los principales problemas que enfrentan y los delitos que se cometen contra ellos.

También aglutinaría muestras de ADN y fotografías de migrantes que cruzan por nuestro territorio y que se encuentren en estaciones migratorias, hospitales y albergues, y de los cadáveres que vayan a ser sepultados en fosa común.

En Hidalgo, la delegación del Instituto Nacional de Migración reportó que hasta el mes de noviembre se habían asegurado a más de 500 migrantes en territorio hidalguense, principalmente centroamericanos, durante su paso hacia los Estados Unidos.

En el estado se identifican seis puntos de parada en los cuales los migrantes hacen escala antes de continuar su viaje y donde, principalmente, se realizan los operativos conjuntos entre las corporaciones de seguridad: Huichapan, Tula de Allende, Tlahuelilpan, Atitalaquia, Tlaxcoapan y Tepeapulco, lugares donde pasa el tren procedente del sur de México, denominado “La Bestia”.

De acuerdo con el reporte de INM en Hidalgo el flujo de migrantes se ha incrementado de manera considerable y una de las causas, según expertos del Instituto, es la recesión económica que se vive a nivel mundial.

Hidalgo es un estado en donde por tradición se da el paso y flujo de migrantes así como la migración a Estados Unidos por los mismos habitantes.

La inseguridad y la delincuencia han provocado que se tomen acciones a favor de la situación que viven los migrantes y sus familiares como lo son la búsqueda de desaparecidos que han dejado sus lugares de orígenes en busca de una mejor vida.

Ante esto, provenientes de países centroamericanos como Nicaragua, El Salvador, Guatemala y Honduras, los familiares de migrantes desaparecidos arribarán este miércoles a la localidad de Bojay, municipio de Atitalaquia, a la casa del Migrante “El Samaritano”, como parte de la novena Caravana de Madres Centroamericanas.

Se espera sean recibidas por el Obispo de la Diócesis de Tula de Allende, Juan Pedro Juárez, mismo que ofrecerá una misa en la Casa del Migrante. La Caravana, que contempla un recorrido de tres mil 958 kilómetros y que concluirá el 18 de diciembre próximo, tiene como objetivo localizar a los migrantes que por una u otra razón han desaparecido en su intento por lograr el “sueño americano”.

http://twitter.com/laloflu