Intelecto Opuesto

Camino libre a partidos

Con la actual revisión de las leyes electorales en Hidalgo concluye también el proceso interno de renovación de la mayoría de los institutos políticos con registro ante las autoridades, pues a excepción del PRI y el PT, todos sufrieron modificaciones en su estructura y dirigencia.

A ellos, se suman los tres nuevos partidos nacionales que ya cuentan con representación en la entidad y que también concluyeron o están en vías de hacerlo, la integración de sus comités estatales y en las regiones.

Habiendo concluido también la mesa de la reforma política entre partidos y gobierno del estado, se logró que fueran aceptadas todas y prácticamente cada una de las propuestas de los representantes políticos hidalguenses, salvo aquellas verdaderamente faltas de estudio y análisis como los temas de reelección en ayuntamientos que dicho sea de paso, fue bueno que no haya sido aprobada dicha figura por el momento en Hidalgo.

Esto deja un claro panorama de vía libre a los partidos políticos y sus representantes, pues confirman que el poder y operación de los temas coyunturales en la materia, así como los legislativos también, son plenamente moldeables a sus determinaciones y que son ellos, los partidos políticos, los que tienen la sartén por el mango en Hidalgo.

Esto también nos revela que será su responsabilidad el resultado de todo lo planteado en la mesa política en cuanto a nuevas formas electorales y la creación del Código Electoral para el Estado de Hidalgo.

A lo que voy es que, en estas épocas de crisis social y política en grandes Estados y territorios de la República, en donde la sociedad ha dejado de creer en lo que ofrece la administración pública proveniente de uno u otro partido, es cuando más participación ciudadana debe existir, cuando más mecanismos para la inclusión de gente sin filiaciones y con compromiso debe haber al frente de los encargos trascendentales -pues ya vimos que pasan los años, pasan los periodos gubernamentales y México sigue en un aletargamiento de pocos pasos hacia al frente- para evitar casos como Guerrero, Michoacán, Tamaulipas, entre otros, no las hay.

En esta semana se cumple el plazo para la inscripción de los aspirantes a candidatos independientes, la nueva gran figura, herramienta de esta incipiente democracia, y en donde hasta el momento no se ven rastros de querer dar ese gran paso. No hay apoyo de organizaciones, no hay las grandes mesas de debate ciudadano que deberían estarse dando, tampoco las convocatorias públicas ni en redes sociales, nadie sabe o nadie quiere entrarle por temor o apatía.

Luego entonces, quedarán únicamente los partidos políticos y sus candidatos, de nuevo, con camino libre para buscar (otra vez) la fórmula que convenza a la gente de que (ahora si) son la opción para un mejor desarrollo social, paz y calidad de vida en encargos de puestos de elección popular en 2015.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

http://twitter.com/laloflu