Intelecto Opuesto

Cambio de planes en refinerías

Luego de 5 años de espera y tras haber perdido la disputa final ante Hidalgo por ser la sede del proyecto para la nueva refinería de Pemex, la planta Antonio M. Amor de Salamanca, en Guanajuato, comenzará un proceso de reconfiguración pactado desde al anterior sexenio.

Autoridades federales de Pemex anunciaron que la reconfiguración costará 4 mil 500 millones de dólares, concluyendo los trabajo en un período de cuatro años.

Se estima que al realizar el trabajo más grande de esta obra se generará unas 18 mil nuevas fuentes de empleo, con la reconfiguración el objetivo que se tiene es la eliminación de residuales de combustóleo.

Tan solo en el proceso de licitación de la reconfiguración, podrán participar 18 empresas del mundo; se proyecta que los trabajos queden concluidos en el primer trimestre del 2018.

¿Cómo podemos tomar este anuncio realizado ayer en Guanajuato cuando en Tula se lleva el mismo periodo de tiempo esperando que pase algo con la planta Miguel Hidalgo y la edificación de la Bicentenario que no ha pasado del terreno y una barda?

Miguel Tame Domínguez, director general de Pemex Refinación confirmó que hasta hoy no se ha hablado de cancelar la nueva refinería proyectada en Hidalgo, sin embargo, la prioridad para la paraestatal es privilegiar la reconfiguración.

Según el funcionario, es urgente que el país deje de producir combustóleo que hoy Comisión Federal de Electricidad ya no consume y que ya no es rentable para Pemex.

Justificó el inicio de obras en Salamanca al decir que de cada barril de combustóleo se saca hasta el 70% de gasolina y de diesel por lo que anuncio que son 14 plantas nuevas que se construirán además de las incluidas en el proyecto de combustibles limpios para el país.

Estos anuncios del gobierno federal resultan confusos, toda vez que sí, se anuncia que habrá más trabajo, pero no se dice que más pasará luego de la construcción de plantas, de remodelación de instalaciones y de cuestiones que no van más allá del oficio de obrero.

El secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, enfatizó que el sector hidrocarburos seguirá siendo motor del desarrollo económico nacional pero tampoco aclara cómo se pretende realizar este impulso con la nueva reforma energética.

Durante 2013, Pemex Refinación informó que vendió en el territorio nacional un promedio de 787 mil barriles diarios de gasolinas automotrices, de las cuales 668 mil barriles (85 por ciento) correspondieron a Pemex Magna y 119 mil barriles (15 por ciento) a Pemex Premium.

Esto deja en claro que el negocio de la venta de gasolina es el más rentable para la paraestatal y es el consumidor doméstico el que lleva la mano en el negocio con sus compras. En las seis refinerías del sistema, Pemex elaboró durante el último año un promedio diario de  un millón 457 mil barriles de productos petrolíferos, dicha producción fue superior en cuatro por ciento, lo cual representa un aumento de 52 mil barriles con respecto a  2012.

http://twitter.com/laloflu