Intelecto Opuesto

Austeridad en tiempos de crisis

Ayer el Pleno de la Cámara de Diputados aprobó el Decreto del Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2015 por un monto de cuatro billones 694 mil 677 millones 400 mil pesos en el que se especificó que se apoya a las entidades federativas en el gasto y distribución equitativa del ingreso, con un gasto de inversión que se mantendrá en niveles históricamente altos, mientras que el gasto corriente y los gastos de operación se contendrán.

¿Qué significa esto? De acuerdo con la información del propio Congreso federal, por primera vez se aplican nuevas medidas de responsabilidad hacendaria como el establecimiento de un límite máximo para el gasto corriente estructural, el cual no podrá crecer más del 2 por ciento en términos reales.

Al menos Hidalgo, en este rubro, parece que no tendrá problema pues es de las 5 entidades que menos gasto operativo tiene al no contar con demasiadas aportaciones del gobierno federal. Incluso, es este 2 por ciento que se pone de límite el gasto que usualmente ejerce Hidalgo en el Egreso del Ejecutivo para su cuenta corriente.

Educación y Seguridad fueron los rubros más beneficiados en esta ocasión para el país y como viene siendo costumbre, muchas áreas de las que poco se conoce se llevaron buenas bolsas. En la vertiente de Educación de Calidad, se asignaron 699 mil millones de pesos y 9 mil 100 millones de pesos para el programa de la reforma educativa, con el propósito de mejorar la educación en más de 20 mil planteles escolares. A la educación media superior, recursos por 56 mil 400 millones de pesos y para la superior 148 mil millones de pesos, con lo cual se fortalece el Programa de Expansión de la Oferta Educativa.

En el rubro de México en Paz, se destaca un gasto para orden, seguridad y justicia de 188 mil millones de pesos, monto superior a lo aprobado en el 2014; a fin de avanzar en la unificación de criterios para establecer un modelo único de mando judicial, se asignan recursos por 18 mil 500 millones de pesos.

Para Desarrollo a Zonas Prioritarias se asignaron más de 5 mil 600 millones de pesos con lo que se apoyan techos fijos, pisos firmes y acceso a servicio eléctrico, drenaje y redes de distribución de agua, entre otras acciones imprescindibles para el desarrollo social.

Así podemos ir desglosando cada una de las áreas en las que el gobierno del país se avocará a gastar el Presupuesto de 2015; vemos sin embargo que se pretende  dar el mensaje de que se ahorra en tiempos de crisis, aunque no lo parezca de inicio, pues la situación es inestable en cuanto al crecimiento sostenido de México, el desarrollo económico, la generación de empleos y el ambiente político y social.

Mientras el país no esté en calma, la problemática de poder contar con los recursos asignados y que estos sean bien aprovechados irá disminuyendo, además de que la opción del ahorro podría verse diluida muy pronto en cuanto se intensifiquen protestas, hechos de violencia –que son permanentes- en la frontera norte, en ciudades riesgosas y en el combate al narcotráfico y la delincuencia organizada.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

http://twitter.com/laloflu