Intelecto Opuesto

Aprovechar el campo

El Centro de Estudios para el Desarrollo Rural Sustentable y la Soberanía Alimentaria de la Cámara de Diputados reveló que las actividades agropecuarias y agrícolas, el sobrepastoreo, la deforestación y la urbanización, son los principales factores de la degradación de los suelos del país.

Ante ello, afirman que se requiere de entidades o dependencias que generen conocimientos sobre el estado de los suelos y de las técnicas para resolver las problemáticas de erosión o pérdida de fertilidad, es decir, de una política de Estado para su conservación y restauración.

Una de las claves, señalan, es que por cada ejido, comunidad, áreas naturales protegidas, distritos de riego, cuencas hidrológicas y asociaciones agrícolas y ganaderas, se cuente con diagnósticos exactos.

De acuerdo con la Secretaría de Agricultura del estado, en Hidalgo la superficie agrícola sembrada en el año 2013 fue de 577 mil hectáreas, equivalentes a poco más de una cuarta parte de la superficie estatal, en 75 cultivos, destacando: el maíz, alfalfa, aguamiel de maguey, cebada, frijol, café, jitomate, calabacita, ejote, chile verde, tuna, avena forrajera y pastos.

El centro de estudios precisó que la estrategia debe centrarse en lograr que los usuarios del suelo realicen prácticas de conservación y restauración, para lo cual proponen usar precisamente los diagnósticos más actualizados para poder llevar a cabo acciones.

Según las cifras estatales, como se informa en lo más actualizado del gobierno local, el campo hidalguense se sitúa en el13avo lugar nacional, destacándose los cultivos de alfalfa verde con el 57.7% de participación, pastos y praderas en verde 12.1%, maíz grano 8.5%, avena forrajera 6.6%, maguey (aguamiel) 5.8% y cebada grano con el 2.3%, que en conjunto suman el 93% de la producción estatal.

Queda prácticamente un año de la actual administración en el estado y así como se han solicitado diagnósticos de Protección Civil ante las inclemencias anuales que golpean Sierra y Huasteca; estudios y presentaciones de seguridad pública en donde se ubica a Hidalgo como el más pacífico el de menos incidencia y muchas cosas más; igual se debería ya contar con algo más elaborado sobre la situación real del campo, no sólo la cuantificación de la siembra o los tipos de producto.

Actualmente qué se está haciendo por el campo del estado. Se tienen apoyos individualizados a productores, se tienen recursos de delegaciones federales, de proyectos productivos, de la Sagarpa federal, de la Sedagroh local, de la CNC y de organizaciones como la UNTA, la UFIC, y todas las que integran al Congreso Agrario Permanente.

En el papel son muchos los apoyos, pero al parecer se deben atender de forma más compacta, con la estrategia centrada en lo que más reditúe a productores y gobierno.

Hay que aprovechar la situación que vive el campo hidalguense; hay que poner la meta a corto plazo para tener las mejores condiciones dentro del agro y para elevar la calidad de vida de campesinos.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

http://twitter.com/laloflu