Intelecto Opuesto

Ahora es todos contra el INE

Ayer el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ordenó al Instituto Nacional Electoral modificar la determinación por la que se aprobó la forma y métodos de obtención de recursos para los gastos de precampañas y para la obtención del apoyo ciudadano.

También, ordenó cambiar los medios para el registro y clasificación de ingresos y gastos correspondientes al proceso electoral federal y local 2014-2015; todo ello, dice, con la finalidad de obtención de una mayor transparencia (seguimos lidiando con esos términos).

Los magistrados electorales del país pidieron “acciones necesarias” para alcanzar la implementación de un sistema de contabilidad en línea de los ingresos y gastos de los partidos políticos aspirantes, precandidatos y candidatos durante los comicios en curso.

Esto es, que a través de una plataforma electrónica se ingresen montos y cantidades y después se investigue, al término de la elección con auditorías o al entregar las cuentas al instituto electoral.

Según los jueces expertos en materia electoral, este sistema de “contabilidad” no es más que una herramienta  en línea para garantizar una efectiva y oportuna rendición de cuentas hacia la ciudadanía y al no contar con el mismo se advierte un retraso por parte del organismo (el INE) para cumplir esta función (¿casualidad?).

Además, exigieron tener a disposición recursos como la contabilidad y fiscalización en línea, para tener un resultado oportuno, de manera que al calificar la elección se pueda saber si hubo rebase en el tope de gastos de campaña, y de ser el caso declarar la nulidad; algo que se realmente lejano pues en nuestro país es preferible no alterar el orden social a causa de una nulidad en elección que aplicar la ley como se estipula.

Este revés del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación parece ser una afrenta directa a la nueva autoridad del INE que vivirá sus primer gran jornada electoral en junio próximo; pareciera ser un mensaje claro de que los consejeros electorales del recién creado organismo que sustituyó al IFE no son la última palabra y que los magistrados tienen con qué pelearles el poder frente a los partidos y ciudadanos.

En tanto el Consejo General del Instituto Nacional Electoral inició ayer su sesión ordinaria sin la presencia de siete de los 10 partidos. El consejero presidente, Lorenzo Córdova, habló de la importancia de que los partidos regresen a la mesa y sea ahí donde, con discusiones tersas o altisonantes, se exprese el pluralismo político.

Mientras por un lado el TRIFE quita multas impuestas a partidos por el INE y ordena modificar designios a los consejeros electorales, los partidos aprovechan para obtener tajada política de la situación con llamados a fortalecer la democracia, en apariencia, pero que –como se dijo ayer en la propia sesión del INE- no es más que una estrategia jurídica de aquello que no ha logrado posicionarse como una opción política entre la ciudadanía.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

http://twitter.com/laloflu