Intelecto Opuesto

Adiós al recinto de la Feria

Ayer durante la clausura de la Feria San Francisco Pachuca Hidalgo 2014 el secretario de Desarrollo Económico, José Pablo Maauad, dejó entrever la posibilidad de que ésta sería sino la última una de las ediciones finales del evento anual que se celebra en el actual recinto al sur de Pachuca.

Y es que lo que se ve no se juzga. La Feria como tal sigue siendo el gran evento de la capital del estado; no hay final de futbol o corrida de toros, o concierto en el Gota de Plata que se le asemeje.

Con todo y las críticas que cada año conlleva su organización y aglomeración, la Feria continúa como el evento top de Hidalgo en cuanto a derrama económica en un mismo momento y lugar.

En este año, se presagió lo mismo que en cada edición. Que las obras impedirían el acceso, que no habría suficiente capacidad, que no llegarían los grupos, hasta que se iban a colapsar algunas estructuras. Vaya, toda una serie de situaciones que nunca suceden y en esta ocasión tampoco sucedieron.

Ante dicho escenario, los organizadores (entre los que destacó la labor de Oralia Vega, directora de la Operadora de Eventos de Hidalgo) reconocen que se deben aumentar los esfuerzos por hacer de un evento consolidado algo más detallado y con mayor calidad.

Para tal efecto se deben contemplar diversas opciones que van desde reubicar las instalaciones donde se monta la feria anual, o remodelar y reconfigurar el espacio actual, o buscar un sitio especial para eventos de esta magnitud que sirva además para otro tipo de espectáculos masivos.

Además, pese a lo bien o mal que pudo haber salido la feria en cuanto a derrama de dinero, sigue siendo una situación a vigilar el comercio de bebidas y alimentos. La queja de cada año se repitió en esta edición: los precios son altísimos en el área de comida; las cartas de los establecimientos mienten en el contenido y cobran propina de forma obligatoria. Jamás se hizo una revisión o una inspección detallada ante las múltiples quejas que tampoco se realizaron de forma adecuada en las instancias correspondientes, la mayoría.

Otro aspecto a reforzar es la actuación de los cuerpos de seguridad al interior y exterior de la feria. Por desgracia, en situaciones críticas no son las personas más capacitadas para responder a necesidades donde se debe priorizar el diálogo y concertación con asistentes sin pasar a las agresiones ni a los arrestos. Un evento que se jacte de ser familiar y abierto a la sociedad no debe reflejar una imagen de endurecimiento autoritario con policías vigilando hasta en los baños donde están menores y mujeres.

Se puede hacer mejor la Feria en 2015, es una tarea que vale la pena para Hidalgo y su gente. Al final del día, todos quieren ir a un evento en donde se les trate bien, donde no se les acabe el dinero por el sobreprecio y donde tengan la certeza de estar a salvo y poder volver a sus casas en paz.

eduardogonzalez.lopez@milenio.com

http://twitter.com/laloflu