ADN mexiquense

El voto joven en 2017

De acuerdo con los resultados de diversas encuestas realizadas durante el proceso de campañas proselitistas para la elección de gobernador del Estado de México, se le ha dado un especial seguimiento en todos los estudios de opinión electorales hacía donde se inclina el voto de los jóvenes entre 18 y 30 años. MORENA y el PRD, captan más del 50% del total de la preferencia de los ciudadanos en ese rango de edad.

Sin embargo, el hecho de que manifiesten preferencia por los partidos de izquierda en cuanto a su intención del voto, la pregunta es: ¿Sí harán efectivo el derecho al voto el próximo 4 de junio? Hay que notar que la apatía a los asuntos políticos es bastante evidente, a pesar de las series de manifestaciones en contra de los partidos tradicionalistas y la corrupción, que se da desde las aulas hasta las redes sociales.

En la mayoría de las encuestas coinciden que MORENA capta 37% ó 38% de la intención del voto, seguido por el PRI con 23%, el PRD con 17% y el PAN apenas 11%.

En los análisis que se hacen en los estudios destaca que de todos los partidos que tienen un porcentaje del voto de los jóvenes es que los que seguro sí saldrán a ejercer su voto serán los pertenecientes al Partido Revolucionario Institucional (PRI), es decir, los afiliados o los que trabajan en algún puesto de gobierno. Estos chicos representan 23% de la población en este rango de edad.

Hay que tener en cuenta que históricamente es muy difícil que los jóvenes salgan a votar y las razones son muchas entre ellas: hay desencanto por los políticos, no creen en las promesas, no hay propuestas que satisfagan sus necesidades y no sienten que la política actual sea efectiva.

De acuerdo con los datos estadísticos más recientes que nos revelan que en promedio: 37% de los jóvenes prefieren a Morena, 17% al PRD y solo 11% al PAN. Con esta información se puede hacer la siguiente lectura a partir de las siguientes tres afirmaciones inmediatas: no los atraen tanto las ideas conservadoras, hay un serio interés por un cambio de partido en el gobierno y hay una apuesta por la libertad y la inclusión de las minorías, ideas propias de la izquierda en la filosofía política.

Lo cierto es que no hay una gran probabilidad tampoco de que ese día algo mueva a la gran mayoría de los jóvenes que manifiestan por otros medios su preferencia electoral que podría arrebatarle la gubernatura al PRI, será una cuestión que solo hasta el día de los comicios se podrá saber a ciencia cierta.

Es curioso que la mayoría de los jóvenes expresen su rechazo hacia los partidos políticos más longevos y manifiesten que no votarán por ellos. Sin embargo no hacen efectivo ni lo que piensan ni lo que manifiestan, pues el día de la jornada deciden no acudir a las urnas.

Por eso es que no obstante que 50 por ciento de la in tención del voto joven lo captan los partidos de izquierda, se calcula que al menos la mitad de ellos no acudirá a las urnas, lo que pone casi en igualdad de condiciones a los tres partidos que se llevan la intención del voto juvenil.