ADN mexiquense

Por el simple hecho de ser estudiante

Circula en las redes sociales un video de la entrevista que le hicieron al menor Alberto Barrita, ganador del International Air Space de la NASA, en la que le preguntan sobre que pretende hacer en el futuro, a lo que el respondió: "Quiero hacer mucho, pero para lograrlo, lo primero que no me maten los políticos".

Como periodista y como académico he vivido mucha experiencias y muchas me han marcado, me han sorprendido muchas declaraciones y posicionamientos de las personas principalmente de políticos, líderes sindicales, dirigentes sindicales, presidentes de organismos colegiados, etcétera.

Muchas expresiones me han causado admiración, otras indignación, otras las comparto y algunas las ignoro, pero la expresión tajante, clara y sin titubeos que hizo Alberto, me preocupó, porque tiene muchos anhelos e ilusiones en su vida, pero percibe esa sensación de muchos estudiantes que por el simple hecho de serlo viven el riesgo de ser ejecutados.

Muy contundente su respuesta de Alberto: "Primero que no me maten, y después quiero seguir haciendo lo que me gusta y algún día trabajar en la NASDA o en una agencia Espacial, si todo lo relacionado con la astronomía y la robótica".

Lo preocupante es que a esta expresión del niño Alberto, no se ha dado una respuesta por parte de las autoridades, para exponerle que eso a lo que él le teme no va a suceder, por el contrario ha habido mutis y eso es de miedo.

Las autoridades no han dicho a Alberto y a sus amigos que participaron en el International Air Space de la NASA, que en lugar de que piensen en que los van a matar, habrá apoyos para sus proyectos de investigación en robótica, becas para que no trunquen su formación académica por cuestiones económicas.

Es lamentable que el talento infantil piense en que va a morir por ser talentoso e inteligente, que vea a la muerte como su destino, que haga a un lado sus prioridades por pensar en que el fin de su existencia esta próximo por no pensar como las autoridades quieren que piense y por no ser sumiso.

Alberto es un valiente, es un ejemplo a seguir y es sobre todo un promesa de este país para que aporte mucho al engrandecimiento del mismo.-

Valiente porque sabe dónde está parado y sin temor pide que no lo maten para poder alcanzar sus sueños contribuir al desarrollo de su nación.

Honesto, porque sabe el riesgo que corren todos los estudiantes inteligentes y brillantes que demandan que no haya corrupción ni impunidad y que como todo hombre de bien quiere salir adelante y que mejor que adquiriendo el conocimiento.

Ojalá haya muchos Albertos, que no le teman a decir lo que piensan y a exigir que se les respete para que puedan alcanzar su sueños y sus metas.

Ojalá Alberto, no muera sino que viva muchos pero muchos años, para que sea el ejemplo de muchos que vienen detrás de él y con los que él está creciendo.