ADN mexiquense

Los movimientos en el ajedrez

El reciente nombramiento de Ana Lilia Herrera Anzaldo como secretaria de Educación del gobierno del Estado de México ha generado muchas especulaciones, todas en torno para lo que se avecina en 2017. Desde que es el mejor escaparate para que se posicione como la favorita del PRI o bien como el espacio en el que trabajará pero a favor de otro proyecto distinto al que ella pretende.

Para muchos el senado de la república era mejor tribuna para Ana Lilia de estar dentro de los punteros en el PRI para buscar la nominación de ese partido a la gubernatura y así hacer historia en ser la primera mujer priista en llegar a ser la primera gobernadora mexiquense.

Si en verdad su designación como secretaria de Educación es para darle mayor posicionamiento en el territorio mexiquense y que pueda lucir y sobre todo tener el mayor contacto con la población, tal vez llegó a la secretaría errónea porque a pesar de que en la entidad los maestros están controlados. Hay un sector que puede hacer importantes movilizaciones en defensa de lo que considera son los derechos magisteriales y eso no le sería muy bueno a la nueva secretaria.

Porque si la intención es apuntalarla en solitario, la secretaría de Desarrollo social hubiese sido un mejor escaparate porque se tiene más contacto con todos los sectores y aquí solo con el educativo.

Además dentro del gabinete, el secretario general de gobierno José Manzur Quiroga también contiende por la nominación, por lo que la designación de Ana Lilia, no le fue mucho de su agrado pues es un obstáculo y seguro habrá algunos choques, bloqueos y golpes bajos entre ellos.

Si Ana Lilia ganara la nominación, sería la primera ocasión que un secretario de gabinete distinto al general de gobierno se ungiera como candidato del PRI al gobierno del Estado. En el Estado de México sólo Alfredo Del Mazo Velez ha sido el único secretario general de gobierno que saltó como candidato, todos en los demás en gobiernos federales de origen priista fueron puestos por el presidente de la República en turno y casualmente trabajaban en la federación.

La tarea para Ana Lilia no es fácil a pesar de que cuenta con un gran respaldo y de que el magisterio mexiquense tanto local como federal está controlado y parece que podrá desenvolverse como pez en el agua y trabajando para su causa 2017, sin contratiempos que pongan en riesgo la estabilidad del sistema educativo estatal.

Uno de los principales límites que tendrá aquí la nueva titular de educación mexiquense, será que no podrá moverse por su cuenta como lo hace a nivel federal el titular de la SEP que cada lunes hace sus visitas a escuelas y capta atención mediática, aquí para hacer cualquier cosa tendrá que solicitar la autorización del gobernador y por consiguiente informarle al jefe del gabinete o sea el secretario general de gobierno, su contendiente por la candidatura.

Conlusiones: 1. Su arribo a Educación es para darle cancha libre y que se mueva en todo el territorio y se posicione. 2. Alejarla de los reflectores nacionales y tenerla más controlada para que no le haga sombra al puntero. 3. Un movimiento para frenar al secretario general de gobierno y que actúe como sea una cuña. 4. Darle juego a todos para que ninguno la sienta segura en estos momentos.