ADN mexiquense

Las alianzas para el 2017

El 2016 es para todos los partidos políticos en el Estado de México el año de las alianzas y de los grandes acuerdos para llegar fortalecidos a la elección de gobernador de junio de 2017. Todos los grupos de todos los institutos están haciendo desde ya sus amarres y sus consensos para que uno de sus miembros sea el ungido como abanderado.

Pero obvio que la designación no será del todo bien recibida por los grupos que sean desplazados y entonces buscarán tener otras prebendas o como se dice en la venta de billetes de Lotería, al menos un reintegro.

Algo a analizar por los partidos serán las contiendas que habrá en 2016 en las entidades donde habrá elección de gobernador, principalmente en aquellos estados donde habrá alianzas de los partidos opositores al PRI.

Si las alianzas dan resultados, no se descarta que en 2017 en la elección del Estado de México se alcance una entre PAN y PRD, porque MORENA no entrará en este terreno y seguramente se tendrán sólo tres candidatos: El del PRI con sus aliados PVEM Y NA, PRD-PAN y MORENA si lograr jalar a MC y PT o estos últimos se suman a la alianza de azules y amarillos.

Hace 5 años la alianza del PRD con PT y MC ubicó a su candidato Alejandro Encinas en segundo lugar, pero muy por debajo del candidato triunfador del PR, el actual mandatario; el abanderado del PAN su fue al tercer lugar con una diferencia muy amplia de votos entre él y el segundo y el primer lugar.

En las experiencias de las tres elecciones pasadas 1999, 2005 y 2011, obtuvieron más votos que los abanderados del PRI, pero fue por separado y eso le dio a los candidatos priistas amplias ventaja.

El problema es saber si el PRI permitirá que se logre esa alianza o busque desestabilizarla para que no se vea amenazado y poder mantener su ventaja, que no le afecte para ganar la elección y seguir en el poder como lo ha hecho desde hace 84 años.

En el PRI apuestan en que no se concreté la alianza como lo consiguieron en Puebla, una entidad clave para ese partido y que este año renovará al gobernador.

La alianza de MORENA con otros partidos como MC y PT, en caso de que estos no se vayan con PAN y PRD, es un hecho y para el partido de AMLO la elección del 2017 es medir su fuerza y presencia en territorio mexiquense para calcular como le podrá ir en esta entidad en las presidenciales del 2018.

Porque a fuerza de ser sinceros, difícilmente MORENA tendrá posibilidades de alzarse con la victoria, pues el Estado no es la Ciudad de México, donde si tiene probabilidad de tener el triunfo.