ADN mexiquense

Las advertencias del INE, ignoradas

No obstante a que el Instituto Nacional Electoral, aseguró que estas serán las elecciones más fiscalizadas de la historia, todo parece indicar que a los aspirantes a cargos de elección popular tales advertencias les hicieron lo que el viento a Juárez, es decir nada, pues al arrancar las campañas del proceso electoral local para diputados locales y presidentes municipales la mayoría de los que contienden hicieron del arranque del proceso una auténtica fiesta.

Música de todos los géneros, globos de Cantolla, bandas, fuegos artificiales, asistencia de deportistas destacados y todo lo que fuera necesario para hacer del evento un espectáculo y no un acto de propuestas y alternativas. Invitados especiales y uno que otro acarreado, o a la inversa pocos invitados y la mayoría acarreados.

Así actuaron la mayoría de los candidatos de todos los partidos políticos, protagonizando espectáculos y no eventos políticos.

Sería interesante saber cuánto reportaron de gasto por esos fastuosos eventos al INE, y si en verdad la autoridad electoral hará valer la ley de fiscalizar hasta el gasto más insignificante y mantener una estricta vigilancia para evitar que se rebasen los topes de campaña.

Si se cumple con el precepto legal, seguro que muchos candidatos principalmente de municipios pequeños con esos espectáculos organizados, se gastaron más de la mitad o por lo menos la mitad del tope de gastos de campaña permitidos.

Por lo que se vio en la mayoría de los municipios y cabeceras distritales, es probable que de acuerdo con lo establecido con la legislación sobre los gastos de campaña que en municipios pequeños se gastaron por lo menos 40 por ciento de lo que tienen permitido para promover imagen y pedir el voto.

A nadie pareció importarle la advertencia del INE, había que hacer algo que fuera original y espectacular para ganar la atención y muchos lo consiguieron.

Hubo en esos eventos fastuosos quienes opinaron: "...si no ganamos la elección por lo menos en el evento de arranque ya los dejamos atrás", por lo aparatoso que fueron los eventos organizados para el arranque de las campañas en el primer minuto del 1 de mayo.

Aquí es donde se verá de que está hecho el INE y su exigencia en el apego a la legalidad, si de verdad va a fiscalizar lo tendrá que hacer con lupa, pues de entrada la auditoría sobre los eventos de arranque de campaña le revelarán que hay quienes gastan de más.

Fueron muy pocos y contados los eventos en los que no hubo esas excentricidades, quizá porque de entrada saben que las preferencias electorales no les favorecen y prefirieron no gastar, lo que queda claro que no lo hicieron por las advertencias del INE.