ADN mexiquense

Mujeres periodistas y libertad de expresión

El viernes pasado asistí a la reinauguración del monumento a la Libertad de Expresión, en ciudad universitaria, que se hizo a iniciativa de un grupo de mujeres periodistas hace algunos años, el monolito se ubicaba en la explanada que está frente a lo que hoy es la biblioteca central de la UAEM.

La esfinge fue trasladada a la facultad de Ciencias Políticas y Sociales, donde se imparte la licenciatura en comunicación, y fue grato ver que ese grupo de mujeres sigue con el mismo ímpetu de seguir aportando al periodismo mexiquense y en su lucha permanente por que no se coarte nunca la libertad de expresión.

En ese afán de compartir sus experiencias y las conquistas obtenidas en el libre ejercicio periodístico, estas compañeras de vocación, dejan testimonio de ello con la publicación de un libro en el que todas y cada una de ellas expresan todo lo que ha significado el haber abrazado este maravilloso oficio como sustento de vida.

Anticipo una disculpa, por si omito uno de los nombres de tan distinguidas compañeras y amigas que se mantienen unidas y siempre generosas por lo que nos comparten. Tere Montaño Delgado, Diana Mancilla Álvarez, Rocío Flores Millán, Adriana Reyes Lara, Mariel Álvarez, Mayra Vargas Neri, Gabriela Landeta, Graciela Cruz Jiménez y Sonia Silva Vega, con todas ellas viví experiencias en el ejercicio periodístico, desde la lucha diaria por ganar una nota en exclusiva hasta tener que enfrentar los abusos del poder de los que en ciertas ocasiones se padece por aquellos retrogradas que se resisten al cambio y a una sociedad más libre y más abierta.

También en cierto momento de mi vida con algunas de ellas compartí el mismo espacio laboral y eso hizo posible que surgiera una gran amistad que se ha fortalecido con los años y que me ha dado la oportunidad de ser testigo de su exitoso crecimiento profesional.

Defensoras todas de los derechos humanos de los periodistas; incansables mujeres por abolir la esclavitud de la censura que aún persiste en algunos sectores de nuestra sociedad; luchadoras por el respeto a la equidad de género en el ejercicio periodístico y en todos los campos laborales; entusiastas y participativas para mejorar las condiciones de la profesión;solidarias con quienes sufren los abusos del poder; Siempre dispuestas a colaborar en el engrandecimiento de nuestra sociedad.

Es de reconocer que los espacios que ha conquistado la mujer en todos los ámbitos de la vida, es gracias a su tenacidad, lucha y constancia por estar en igualdad de condiciones y gozar de los mismos derechos.

Bien por las compañeras periodistas pro esta nueva aportación que hacen al oficio y a la sociedad, y sobre todo en pos de la vigencia por siempre de la libertad de expresión. Enhorabuena.